Bahía Sur ya es el primer centro comercial andaluz con desfibrilador

  • El complejo toma la delantera en la incorporación de este dispositivo sanitario que permite salvar vidas con una rápida intervención en casos de parada cardíaca

El complejo de Bahía Sur, en San Fernando, se ha convertido en el primer centro comercial andaluz que cuenta con un desfibrilador semiautomático para atender casos de emergencias cardiovasculares y combatir la muerte súbita cardíaca, una de las enfermedades que causa mayor número de fallecimientos en los países desarrollados (hasta 20.000 muertos al año en España, según datos estadísticos).

En las galerías se han colocado dos de estos equipos. Uno de ellos junto a la puerta 1, en el acceso principal al complejo comercial y otro en la plaza de Jauja, en la zona dedicada a la hostelería y la restauración. Aunque serán objeto de una inauguración oficial, los desfibriladores llevan ya en funcionamiento unos veinte días, según aseguró el director del complejo comercial, Juan Antonio Rodríguez.

Su puesta en marcha ha sido posible gracias a un convenio suscrito entre Telefónica y Rodamco Europe, empresa que gestiona el centro. El equipo, que recibe el nombre de servicio integral de cardioprotección, cuenta además del desfibrilador semiautomático con un sistema de telecomunicaciones conectado directamente al 061, de forma que, ante una emergencia cardiaca que requiera su utilización, se efectúa automáticamente una llamada a los servicios sanitarios, que son los que se encargan directamente de coordinar la actuación.

La rapidez de la intervención en estos casos es decisiva a la hora de salvar vidas. El uso adecuado del desfibrilador en estos casos es de extrema importancia, ya que permite que el paciente recupere el ritmo cardíaco normal en los primeros minutos. Su efectividad es del 90% en el primer minuto, pero por cada uno que pasa las posibilidades de supervivencia del afectado bajan entre un 7% y un 10%, de forma que acaban siendo mínimas transcurridos más de diez minutos. Incluso, en casos de infartos agudos de miocardio, el 30% de los pacientes fallecen antes de poder ser atendidos en un hospital.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios