La Bahía descarta que se incineren perros en el cementerio de Chiclana

  • La Mancomunidad recurre a una empresa de Rota para la recogida y a otra de Osuna para la cremación · El Ayuntamiento de Jerez quiere asumir el servicio previa ampliación de sus instalaciones

Una empresa de Osuna, en Sevilla, será la que se encargue de incinerar los cadáveres de los animales abandonados a los que se practique la eutanasia en la Bahía de Cádiz, después de que el servicio de recogida, acogida y adopción se haya encomendado a una firma de Rota, tras el cierre de la perrera de la antigua Verde 6, situada en Puerto Real.

La Mancomunidad de Municipios de esta comarca descartó ayer la posibilidad de que los perros y gatos se incinerasen en un horno crematorio en desuso del cementerio mancomunado de la Bahía de Cádiz, que gestiona la empresa Cemabasa en Chiclana, como una solución provisional y de urgencia al problema que planteó el cierre de las instalaciones de Puerto Real. "No queríamos que hubiese ni la mínima interferencia en el buen funcionamiento del cementerio", dijo ayer a este periódico Felipe Márquez, presidente del organismo.

Un juzgado de Puerto Real ordenó la clausura de la perrera tras la imputación de sus responsables como presuntos autores de delitos de maltrato animal continuado, denuncia falsa y falsificación de documento público y la inhabilitación del veterinario titular del centro. Centenares de perros y gatos fueron sacrificados de manera masiva y agónica mediante la administración de un paralizante muscular, sin anestesia previa, según consta en el auto de cierre.

La marcha atrás en el uso del cementerio se acordó ayer en el transcurso de una reunión en la que cinco ayuntamientos de la Bahía dieron el visto bueno a una ordenanza común que regulará la tenencia de animales domésticos en los municipios de la comarca, informaron fuentes de la Mancomunidad. Las dos corporaciones ausentes -Cádiz y El Puerto- han manifestado su apoyo a la nueva norma, según aseguraron las mismas fuentes. En cualquier caso, el texto no se someterá a votación en la junta general prevista para el próximo 14 de enero. Luego deberán aprobarla cada una de las Corporaciones. Mientras tanto, se siguen barajando dos posibilidades de gestión mancomunada del servicio de recogida de animales abandonados: la que elabora el Ayuntamiento de Chiclana en unos terrenos de su propiedad y otra del Consistorio de Jerez, que contempla asumirlo previa ampliación de sus instalaciones.

La nueva ordenanza municipal sobre tenencia de animales, que establece las obligaciones de los propietarios con el fin de garantizar su protección y condiciones compatibles con la salud pública y la seguridad ciudadana, viene acompañada de otra ordenanza fiscal que determina una tarifa común de tasas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios