Cádiz Electrónica sólo garantiza carga de trabajo para dos años

  • La empresa de El Puerto, filial de la fabricante de componentes electrónicos Visteon, iniciala negociación del nuevo convenio sumida en la incertidumbre ante el temor de un cese o un ERE

Comentarios 6

Cuando todavía no se ha cumplido un año del anuncio del cierre de Delphi, Visteon España-Cádiz Electrónica, la otra empresa de componentes de automoción de la Bahía, ha empezado a dar los primeros síntomas de debilidad. La dirección de la factoría, ubicada en el antiguo polígono IFA -hoy parque TecnoBahía-, ha comunicado que sólo tiene carga de trabajo "garantizada" para la actual plantilla hasta 2010.

Los representantes laborales comparten esta impresión y las dificultades para mantener este nivel de empleos (460 fijos y en torno a 120 temporales) con las previsiones actuales, según aseguró ayer el presidente del comité, Bartolomé Bruzón (CCOO). Y es que, aunque la cuenta de resultados se ha mantenido positiva en los últimos años, las perspectivas de actividad no son halagüeñas.

El descenso de actividad es ya patente en los turnos de tarde y noche y a lo largo de este año podría empezar a mermar la actividad porque expiran contratos con varios fabricantes. Según Bruzón, recientemente han concluido varias líneas de componentes que, en algunos casos, se han derivado a la planta de Portugal junto con la maquinaria correspondiente. Al menos hasta ahora, estos cambios se han compensado con nuevos productos "similares".

Estos factores, unidos a la marcha de empleados de cuerpos superiores, han generado un "ambiente enrarecido y una incertidumbre" que ha calado entre los trabajadores, especialmente en los últimos meses, no sólo por la marcha de Delphi, sino porque también son conscientes de la crisis general que atraviesa el sector de la automoción desde hace años. Además, parte de estos temores se basan en que Visteon guarda "mucha similitud" con Delphi: "Misma política, misma estrategia de externalización (General Motors segregó Delphi y Ford siguió los mismos pasos con Visteon) y mismo sistema de trabajo".

Por ello, las tres organizaciones representadas en el comité, CCOO, UGT y CSI-CSIF, han acordado centrar la negociación del convenio en la consecución de más trabajo. Ayer se constituyó la mesa de representantes junto a la empresa y la próxima semana los sindicatos comenzarán a elaborar una plataforma conjunta que a continuación presentarán a la dirección, asumida desde Navidades por el brasileño Milton Campos.

Este ambiente de inestabilidad surge en el año en que Cádiz Electrónica cumple la mayoría de edad. Desembarcó en la Bahía en 1990 y siete años después la multinacional Ford, a la que pertenecía, segregó toda su sección de producción de componentes para poder comercializarlos en el mercado y operar con otros fabricantes. Así nació Visteon, que en estos once años en El Puerto, y pese a la crisis que vive esta industria, ha tenido un crecimiento constante de su facturación, que llegó a los 313 millones en 2006. El resultado del ejercicio volvió así a ser positivo y los beneficios se elevaron por encima de los 2,6 millones. Una cifra que, a tenor de las últimas cuentas provisionales y a falta del cierre definitivo, llegó multiplicarse en 2007.

La entrada de nuevos contratos ha sido clave en este desarrollo y en la actualidad tanto su cartera de clientes (Toyota, Jaguar, Ford, Peugeot-Citroën o Land Rover) como de componentes (inyección, cuentakilómetros, llaves de seguridad..) son muy variadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios