fútbol Xerez DFC - La Palma CF: 2-0 / Xerez CD - Atlético Espeleño: 4-1

Cádiz Electrónica, inmersa en una fuerte descapitalización

  • La filial de Visteon gana más pero dispara su nivel de endeudamiento al repartir unos dividendos de 45 millones que han rebajado a la mitad sus recursos propios

Comentarios 1

5,4

Hace tres años los fondos propios de Cádiz Electrónica eran de 120,9 millones. Era el fruto de los beneficios "ahorrados" de los últimos ejercicios porque el grueso de esta cantidad era el remanente de buenos años de actividad. Un año después bajó a 81,5 y en la actualidad es de 41,9. En sólo dos ejercicios fiscales, los comprendidos entre 2004 y 2006, la filial de Visteon ha descapitalizado la sociedad en un 65%, desestabilizando con ello sus activos, su liquidez y, por supuesto, su solvencia.

El mayor recorte de recursos propios se produjo en el último año contabilizado, en 2006, según las cuentas recién presentadas en el Registro Mercantil. Fue a través de tres pagos sucesivos de dividendos a Visteon Holdings España, su accionista único. Los desembolsos se realizaron entre mayo y diciembre y ascendieron en total a 45 millones de euros, más de la mitad del fondo existente al inicio del ejercicio.

El principal efecto directo de esta descapitalización es el fuerte incremento del nivel de endeudamiento, que en un solo año pasó del 35,3% al 59,7%, según el análisis comparativo realizado por la sociedad e-infoma. Esto significa que por cada 100 euros de fondos, casi 60 están comprometidos con deudas a corto o largo plazo y, por lo tanto, cuanto mayor es la ratio peor es la situación económica.

El impacto de esta operación no se compensó con un aumento del capital social y sólo se suavizó, mínimamente, gracias al incremento de las ganancias y de la rentabilidad del negocio. Y es que Cádiz Electrónica cerró 2006 con unos beneficios de 5,4 millones, el doble que en 2005, pero muy lejos todavía de los 23,6 millones de superávit obtenidos un año antes.

Este resultado positivo se alcanzó pese a que las ventas descendieron casi un 10% y se situaron en 277 millones de euros. Fue gracias a que se perdió menos, con lo que se ganó en rentabilidad, tanto económica como financiera. La mayoría de la actividad se desarrolló en territorio español, un 69%, mientras que el mercado europeo representó el 26% y el continente americano, sólo un 5%. En total se vendieron 8,8 millones de componentes de coches, la mayoría de los cuales fueron módulos de control del sistema antirrobo. Además, según declara en el informe de gestión al que ha tenido acceso este periódico, la factoría ha trabajado en la mejora de la productividad con la optimización de los sistemas de trabajo actuales y de la incorporación de mecanismos robotizados.

Respecto a las expectativas del negocio, la dirección de la planta considera que "las perspectivas de desarrollo del mercado electrónico permiten mirar con optimismo hacia el futuro", aunque, según apostilla en su conclusión, éste "está en cualquier caso condicionado por las imprevisibles consecuencias de la economía internacional".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios