Carmen Crespo pide al PSOE "que no utilice la seguridad como arma política arrojadiza"

  • La delegada del Gobierno elogia al subdelegado en Cádiz y defiende la actuación de la Policía

La delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, volvió a defender ayer de manera tajante la actuación llevada a cabo por la Policía Nacional durante la última movilización protagonizada la tarde del pasado martes por los trabajadores de Navantia en el centro de San Fernando y que culminó con la detención de tres trabajadores y con dos agentes heridos leves, según la versión oficial.

Crespo destacó que la manifestación de los trabajadores de Navantia "no había sido previamente comunicada, contra lo que establece la ley" y que los manifestantes ocasionaron diversos destrozos públicos, entre ellos la rotura de la verja de acceso a un edificio (la sede local del PP en San Fernando) "con daños valorados en 1.200 euros, según los cálculos facilitados a la Policía", precisó. Además, los manifestantes arrojaron piedras contra los agentes del orden, poniendo en peligro su integridad física.

Crespo reiteró igualmente su respaldo a la gestión del subdelegado del Gobierno en Cádiz, Javier de Torre, "que cumple con ecuanimidad, equilibrio y prudencia su tarea de garantizar el respeto a la ley y el orden público, sean cuales sean las circunstancias y las personas e instituciones implicados".

En este sentido, pidió al Partido Socialista que "no utilice la seguridad como arma arrojadiza", recordando que la Policía también intervino el pasado 13 de octubre para impedir una manifestación no autorizada de trabajadores de Delphi ante la delegación de la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía, ubicada en la plaza de Asdrúbal de la ciudad de Cádiz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios