Caruana obvia la orden de Europa y dice que retirará el barco cuando pueda

  • La gestión de Gibraltar en la crisis es respaldada por el ministro británico de Asuntos Europeos

El ministro principal de Gibraltar, Peter Caruana, pasó ayer por alto la orden del Parlamento Europeo de que el NewFlame sea retirado en el plazo de tres meses y dijo que el barco, encallado desde el pasado agosto, estará fuera de la zona "en el plazo oportuno" y en el tiempo que necesite la operación, resaltando que la misma ya está en manos "de una empresa importante en el panorama mundial del mundo" y que la compañía aseguradora "ha gastado las libras necesarias para atender la situación".

El ministro principal hizo estas declaraciones en una rueda de prensa con ocasión de la primera visita oficial a la colonia británica del ministro de Asuntos Europeos del Reino Unido, Jim Murphy.

Cuando una periodista española pidió a Caruana que preguntara en inglés a Murphy si el Reino Unido tiene intención de intervenir para que Gibraltar cumpla la resolución europea, el ministro principal rehusó afirmando que no traduciría la pregunta porque, dijo, "no es competencia del Reino Unido, sino del Gobierno gibraltareño". Murphy manifestó después que el Gobierno inglés "está satisfecho con las actuaciones llevadas a cabo" tras el accidente naval del NewFlame.

El ministro británico de Asuntos Europeos subrayó la buena marcha de las relaciones de los gobiernos británico, español y gibraltareño en el marco del foro tripartito y señaló que "la protección medioambiental debe ser una prioridad en el proceso".

Caruana, por su parte, lamentó las denuncias interpuestas por el alcalde de La Línea contra él y la Comandancia Marítima de Gibraltar por los presuntos daños medioambientales, que finalmente fueron retiradas. Según dijo, la denuncia "fue tan sólo resultado de un frenesí preelectoral".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios