fútbol Xerez DFC - La Palma CF: 2-0 / Xerez CD - Atlético Espeleño: 4-1

El comité de Comes da por segura la huelga a comienzos del Carnaval

  • Hoy habrá asamblea para decidir si el primer fin de semana de la fiesta gaditana se realizan paros parciales o si, por el contrario, se hace una protesta de 24 horas

La huelga en la empresa de Transportes Generales Comes es prácticamente un hecho. Ayer, el representante de CCOO en el comité, Pedro Vázquez, aseguró que es seguro que se tomará esa decisión en la asamblea que se celebrará hoy en las cocheras de Zona Franca, en la capital gaditana, sobre las diez de la mañana.

El único aspecto que aún no está claro, según Vázquez, es de qué forma se realizará esa huelga, ya programada para el primer fin de semana del Carnaval gaditano (5 y 6 de marzo): si se realizan paros parciales o bien se deciden por aplicar una huelga de 24 horas. Sólo si la empresa se decide a volver a negociar con los representantes sindicales, la medida podría anularse.

El sindicalista añadió ayer que "hemos hecho un gran esfuerzo en la negociación, así l o reconoció el propio delegado provincial de Empleo, Juan Bouza, pero la dirección no lo acepta". Según Pedro Vázquez, "con las medidas que quiere implantar Comes, cada empleado perderá de media unos 200 euros al mes". Actualmente, la plantilla es de 204 empleados, "pero si quitamos los siete anuncios de despido, nos quedamos con 197", indicó.

No es el único problema. Para el representante de CCOO en el comité de empresa, a la supresión de líneas realizadas días atrás, "se une la que quieren realizar el 2 de marzo, lo que supone dejar de hacer un 12% del recorrido actual: casi un millón de kilómetros menos". Esta circunstancia ocasionaría, según Vázquez, "el despido de otros 20 compañeros y que se vieran afectados municipios de La Janda, de la Sierra y del Campo de Gibraltar". Además, añadió, "la anterior reducción de líneas contaba con el visto bueno de la Junta, pero la que quieren hacer el día 2, de momento no lo tiene, lo que podría acarrear una fuerte multa o incluso la retirada de la concesión".

Precisamente, el sindicalista expresó el temor de la mayoría de la plantilla acerca de que detrás de estas acciones por parte de la empresa "se encuentre un nuevo intento de vender la empresa". De hecho, continuó Vázquez, "la empresa sólo nos habla del horizonte temporal de 2013, que es justo cuando acaba la concesión".

El comité de empresa ha propuesto a la compañía una serie de alternativas, entre las que citó que no se les entregue uniforme este año, lo que permitiría ahorrar del orden de 36.000 euros. Del mismo modo, están conformes con una congelación del aumento previsto en 2011 en lo que afecta al concepto del salario base, lo que supondría 47 euros de cada trabajador, es decir, unos 165.000 euros. El plan alternativo también contempla un aumento de la jornada laboral, que actualmente está en 38 horas y 30 minutos y pasaría a 40 horas semanales. Esto supondría unas 17.000 horas y, traducido a términos económicos, unos 240.000 euros.

A esto se añade lo que podría llegar a ser un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que afectaría a 30 trabajadores y que pasaría por una organización de trabajo en la cual no hubiese jornadas extraordinarias ni horas extra, sino que se ajustasen todos los turnos a las 40 horas semanales. Esta medida supondría aproximadamente 1,1 millones de euros.

Este periódico intentó ayer, sin éxito, conocer la opinión de la dirección de la empresa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios