Cultura concede un ático en cuarta planta por dejar unas tinajas en el bajo

  • Los vecinos rechazan que se permita elevar excesivamente el edificio en construcción para compensar al promotor perjudicándoles a ellos · La nueva casa alcanzará ahora la misma altura de Urbanismo más el ático

Los vecinos de la casa de la calle Palma 10, no daban crédito a sus ojos cuando el lunes pasado se comenzó a levantar en la casa colindante (Palma, 6 y 8), que se encuentra en obras, una estructura de grandes dimensiones en la cuarta planta.

El añadido en cuestión, que no figuraba en el proyecto inicial de obras, corresponde a un ático con porche incorporado, que la delegación provincial de Cultura ha "informado favorablemente" como contraprestación a la empresa Nuevas Iniciativas 3000 por conservar ocho de las quince tinajas antiguas que aparecieron en la planta baja en unas excavaciones arqueológicas en noviembre de 2007. Este tipo de excavaciones son obligatorias en todas las obras del casco histórico, al estar declarado Bien de Interés Cultural.

El informe de la delegación de Cultura dando el visto bueno al ático en cuarta planta fue aprobado en diciembre de 2007, a propuesta del servicio de Licencia y Disciplina Urbanística de El Puerto, y se hizo sin aviso alguno a los vecinos que pudieran verse afectados, quienes han expresado su indignación y malestar por estos hechos, ya que consideran "injusto y arbitrario" el que tengan que ser ellos quienes paguen los perjuicios que pueda haber sufrido la empresa promotora por la aparición de los restos arqueológicos, pues la excesiva elevación de la medianera supondrá para ellos una merma importante en la calidad y el valor de sus inmuebles.

Y es que con la nueva planta, la altura que alcanzará el edificio en obras será muy superior a la que tenía el original, y los vecinos perjudicados ven ahora con impotencia cómo una pared de varios metros antes inexistente, dejará sus domicilios encajonados tras un muro, con pérdida de iluminación, de ventilación, acumulación de humedades y visión sobre el conjunto histórico de El Puerto, en suma con un detrimento en su calidad de vida, tal como han manifestado a este diario.

Según los afectados estos hechos vienen a contradecir el Plan General Municipal de Ordenación vigente en la actualidad, donde en los planos consultados por ellos la altura permitida sería planta baja más uno.

Por el momento, las obras están avanzando a gran velocidad, y desconocen si el ático en cuestión cuenta con la preceptiva licencia municipal. Desde el propio Ayuntamiento, el gabinete municipal ha informado a este periódico que no han estudiado en profundidad todavía la situación de este ático, que se está construyendo en el edificio colindante con Urbanismo.

Además, pese a estar retranqueado respecto a la fachada principal de la calle Palma, por la altura que alcanza la estructura de este ático podrá verse desde las casas y calles adyacentes, afectando a la estética urbana del entorno.

Por su parte, la delegación provincial de Cultura, consultada por este periódico, ha señalado en nota de prensa que "la Comisión de Patrimonio aprobó a finales del año pasado el proyecto. Según éste, no se iba a aumentar la edificabilidad existente. Además, también se informó favorablemente -añade la nota- porque cumplía con las leyes de patrimonio histórico, que son las que competen a esta Consejería". La delegación agrega que "si la constructora está cumpliendo el proyecto que presentó aquí, es todo correcto y no aumenta la edificabilidad existente anterior".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios