Detenidos tres empleados en Miramundo por traer hachís desde Ceuta en la basura

  • La Policía sospecha de una red organizada que opera desde hace años

Agentes del Grupo de Respuesta Especial al Crimen Organizado (Greco) del Cuerpo Nacional de Policía han detenido al menos a tres personas en relación con la entrada de hachís en el vertedero de Miramundo, en Medina Sidonia, en el interior de camiones de basura procedentes de la ciudad autónoma de Ceuta. Según pudo saber Diario de Cádiz, los detenidos son tres empleados de una empresa de Sevilla subcontratada por la dirección del vertedero con el fin de sepultar los residuos. Concretamente se trata de tres palistas, es decir, de tres operadores de retroexcavadoras que tenían encomendado el enterramiento de la basura.

Uno de los detenidos, cuyo nombre se corresponde con las iniciales J.M.G., vecino de Medina Sidonia, fue interceptado en este término municipal la noche el pasado sábado 2 de febrero cuando intentaba transportar en su vehículo dos fardos de hachís de un peso aproximado de 25 kilogramos cada uno. El domingo pasó a disposición del Juzgado de Guardia Número 4 de Chiclana y fue puesto en libertad con cargos, ya que no pesaban sobre él antecedentes penales.

Los otros dos trabajadores fueron arrestados tres días después que el anterior, el pasado martes 5 de febrero, en las mismas instalaciones donde trabajaban.

La entrada de hachís en Miramundo depende de una red organizada que está siendo investigada desde hace unos dos años, según informó ayer la agencia Efe desde la comunidad autónoma, citando fuentes de la Brigada de Estupefacientes. De hecho la Policía sospecha de que hay al menos cinco personas implicadas. Y tiene constancia de que realizaban unos seis o siete pases mensuales.

Este periódico también ha podido saber que la organización operaba desde mucho antes, ya que unos dos o tres años atrás del arranque de las investigaciones ya había aparecido entre los residuos un pequeño cargamento de droga perdido, en una época en la que comenzaban a llegar a Miramundo camiones con basura de la ciudad autónoma que no encontraban lugar en un vertedero de Los Barrios ya colmatado.

La droga se introducía en Ceuta en los camiones de basura que embarcan en Algeciras en buques tipo ro-ro para atravesar el Estrecho y luego poner rumbo a Medina Sidonia. El hachís llegaba al vertedero de Miramundo en el interior de bolsas precintadas y oculta entre la basura orgánica, que no pasa por la cinta transportadora de la planta de separación de material reciclaje.

Los paquetes iban marcados con el fin de facilitar la labor de quienes tenían que buscarlos, encontrarlos y recogerlos para su posterior distribución. Todo apunta a que la droga tenía como destino la capital sevillana.

El abandono y el ineficaz funcionamiento de este vertedero ha propiciado otro tipo de insólitos hallazgos, mucho más dramáticos, como el del cadáver de un hombre de origen subsahariano y de inmigrantes magrebíes que aprovechan esa vía para entrar de manera clandestina en España.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios