Evitan el atraco a un banco en Chipiona

  • Los clientes abortaron el intento de robo al reducir a los atracadores

Varios ciudadanos lograron ayer por la mañana frustrar un atraco en la sucursal del BBVA ubicado en la Avenida de Víctor Pradera, en Chipiona. Los ciudadanos redujeron a un individuo que responde a las iniciales de J. G. P., de 49 años de edad, vecino y residente en Chipiona, que sobre las nueve y media de la mañana entró en la sucursal bancaria armado con un cuchillo, con el que amenazó al personal de la entidad para presuntamente hacerse con el dinero de la caja.

La actitud del atracador produjo el pánico correspondiente en el personal, ya que éste agredió a varias de las empleadas. Un cliente le hizo frente, aunque ello no impidió que el atracador cogiese a una de las empleadas y la agrediese con el cuchillo, mientas otra de las empleadas salió a la calle a pedir auxilio, por lo que varios ciudadanos entraron en la entidad.

Para reducir al frustrado atracador tuvieron que emplearse contundentemente, por lo que a la llegada de Policía Local y Guardia Civil ya lo tenían controlado en el suelo. Tras el frustrado atraco, la oficina quedó cerrada para la investigación de los hechos. El presunto atracador, que curiosamente es también cliente de la entidad, actuó a cara descubierta aunque con un gorro de lana sobre la cabeza. A pesar de que le indicaron que cogiera el dinero pero que no agrediese, éste persistió en su actitud y tiró al suelo a dos empleadas. Las empleadas de la sucursal y uno de los clientes fueron atendidos en el Centro de Salud de contusiones varias y cortes. El individuo fue puesto a disposición judicial y posiblemente será juzgado el próximo lunes por el sistema de juicio rápido.

Por otra parte, sobre las doce del mediodía de ayer, dos hombres atracaron otra sucursal bancaria, en concreto la número cuatro de la Caja Rural, pero esta vez en Chiclana. Según los datos facilitados a este periódico por la Guardia Civil y por testigos de los hechos, los atracadores llegaron a la entidad bancaria, situada en la zona del centro comercial Las Redes, en una motocicleta y entraron en la sucursal a punta de pistola y con los rostros tapados.

Uno de los testigos del atraco relata que "uno se quedó en la zona de la entrada con una pistola, mientras que el otro se acercó a la cajera con una bolsa donde metió el dinero". Según este testigo, en ese momento se encontraban en el interior de las oficinas de Caja Rural "un chico con un niño pequeño y dos chicas". "Todo fue muy rápido, cuestión de tres o cuatro minutos y, afortunadamente, no hubo ningún tipo de violencia", apunta. Posteriormente, los atracadores se dieron a la fuga en el ciclomotor.

Por su parte, la Guardia Civil ha abierto una investigación en la que colabora la Policía Local de Chiclana, aunque al cierre de esta edición aún no se había producido ninguna detención por estos hechos. Además, se desconoce la cantidad de dinero sustraído.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios