crisis en los puertos

Fomento toma medidas para que la huelga de puertos no provoque atascos en las autovías

  • Pone en conocimiento del Ministerio del Interior los actos vandálicos que denuncian las empresas

Un momento de la reunión celebrada ayer entre Gobierno, patronal y sindicatos. Un momento de la reunión celebrada ayer entre Gobierno, patronal y sindicatos.

Un momento de la reunión celebrada ayer entre Gobierno, patronal y sindicatos. / E. S.

El Ministerio de Fomento está tomando medidas para evitar que la huelga convocada en los puertos la próxima semana ocasione problemas en el tráfico de las autovías por la posible acumulación de salida y entrada de camiones a las instalaciones portuarias, dado que estos vehículos pesados son los encargados de transportar a su destino final el grueso de mercancías que salen y entran al país por mar.

Así lo indicó el titular del Ministerio, Íñigo de la Serna, quien explicó que, para ello, está "en contacto con las empresas", con el fin de adapten sus calendarios de transporte de mercancía y los "flexibilicen" a la situación prevista para los puertos la próxima semana.

De la Serna detalló que la huelga afectará a los trabajos de estiba, la carga y descarga de mercancías de los barcos. No obstante, apunta que si esta labor se ralentiza puede afectar a otras tareas relacionadas con la gestión de carga de los puertos, como es la carga y descarga de los productos en los camiones.

"Si las empresas mantienen su calendario de transporte de esos productos sin tener en cuenta la existencia de la huelga, nos podemos encontrar con camiones en fila, que pueden colapsar las vías de acceso a los puertos y, de prolongarse, llegaría a las autovías", explicó el ministro.

"Y esto pretendemos evitarlo manteniendo contactos con las empresas, para que traten de buscar un calendario para flexibilizar su transporte", añadió en declaraciones a la Cadena Cope que recoge Europa Press.

De la Serna asegura que su Departamento está ya "poniendo en conocimiento" del Ministerio del Interior las denuncias que empresas que operan en los puertos les están enviando sobre los actos de presión, huelga encubierta y vandálicos que aseguran estar sufriendo.

En cuanto a la huelga oficialmente convocada para la próxima semana, que arranca el lunes día 20, el ministro asegura que su Departamento se encargará de "velar" por el cumplimiento de los servicios mínimos.

Además, se realizarán planes de contingencia para cada puerto, con el fin de acomodar el transporte de mercancías "a la realidad que nos vamos a encontrar".

Acceso de la mujer

El ministro reiteró que el Gobierno está obligado a aprobar la reforma de la estiba para cumplir con lo que indica la UE y evitar una multa, pero también para "poner un poco de sentido común" en el sector.

En este punto recordó la imposibilidad de las empresas que trabajan en los puertos de contratar libremente a sus trabajadores y el difícil acceso de las mujeres al este oficio.

"Hoy por hoy, la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, puede ser presidenta de Andalucía, pero no estibadora en el puerto de Algeciras", dijo el ministro a modo de ejemplo de la nula presencia de la mujer en el colectivo de estibadores, en el que, según subrayó, existe un gran número de miembros de la misma familia.

Además, subrayó que permitirá reducir los costes de estiba de mercancía en los puertos españoles, actualmente el 50% del total, frente al 38% de la UE.

"Estamos ante un sector muy importante, pues los puertos gestionan millones de toneladas de mercancías de todo tipo, con lo que una huelga causa un daño que algunos inversores cifran en unos 50 millones de euros al día" recordó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios