La Gata reabre sus puertas tras levantar el Gobierno el cierre cautelar

  • El chiringuito de Zahara recobra la normalidad 20 días después de la clausura y su dueño se compromete a extremar la vigilancia · El expediente sancionador sigue su curso

El chiringuito La Gata reabrió ayer sus puertas en la playa de Zahara de los Atunes después de que la Subdelegación del Gobierno en Cádiz levantara la orden de cierre cautelar de un mes que pesaba sobre el establecimiento que fue precintado a mediados de julio tras acumular varias denuncias de la Guardia Civil por tolerar el consumo de drogas.

El propietario de La Gata, Eloy Sánchez-Gijón, y su abogado, Ricardo Muñoz, recibieron la notificación de la Subdelegación a última hora de la mañana de ayer y unas horas más tarde el chiringuito ya había abierto de nuevo. "Cuanto antes recuperemos la normalidad, mejor", comentó el responsable de las instalaciones, que se ha comprometido ante la autoridad estatal a extremar aún más la vigilancia en el interior del local que regenta.

La reunión que el dueño, su abogado y varios trabajadores del chiringuito mantuvieron el pasado lunes con el subdelegado del Gobierno, Sebastián Saucedo, sirvió para acercar posiciones.

Así, las alegaciones presentadas por el letrado y la buena disposición del representante estatal desembocaron en la decisión de levantar el cierre cautelar y, por tanto, permitir la reapertura del chiringuito diez días antes de lo previsto.

La autorización de reapertura pone fin a 20 días de cierre en los que propietario y trabajadores se movilizaron e incluso llegaron a ponerse en huelga de hambre durante cinco días en protesta por la medida adoptada por la Subdelegación del Gobierno.

Lo que sí sigue su curso es el expediente abierto por Subdelegación que propone cuatro meses de cierre y 5.000 euros de multa. Mientras éste se resuelve, La Gata podrá ejercer su actividad con normalidad en la playa de Zahara, como ya hacía desde la tarde de ayer.

Sánchez-Gijón no quería darle demasiadas vueltas al asunto una vez que el chiringuito estaba abierto de nuevo. "La situación ha sido estresante, ha sido como cerrar un negocio normal once meses del año", explicaba el propietario. "Aunque nos hemos comido 20 días de cierre, con la reapertura se puede afrontar lo que queda de verano y al menos pagar a los trabajadores", concluyó.

El chiringuito recupera su actividad y con ella su programa de actuaciones. Mañana, lunes y martes actuará Jerry González, y miércoles y jueves lo hará el Gran Wyoming. A partir de las siete de la tarde.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios