El Gobierno otorga 900.000 euros para fijar una ladera en Arcos

  • El Consejo de Ministros considera de "interés público y social" esta ayuda para iniciar obras en la zona de la Verbena que sufre serios desplazamientos de tierra

El Consejo de Ministros aprobó ayer la concesión directa de una subvención de 900.000 euros al Ayuntamiento de Arcos para la realización de diversas actuaciones de estabilización de la ladera conocida como La Verbena, con la intención de frenar las importantes grietas que padece este terreno como consecuencias del temporal de lluvia de 2010.

Culmina así un proceso de gestión para empezar a acometer el grave problema que presenta esta barriada arcense, que está ubicada sobre una pendiente formada por arcillas expansivas. Y comienzan, también, a respirar los vecinos de esta zona preocupados por los deslizamientos del terreno, que ya han provocado el desalojo de varias decenas de familias de sus casas por los riesgos que entrañan.

Estos 900.000 euros procedentes del Ministerio de Política Territorial y Administración Pública se destinarán a los trabajos de estabilización en la zona, que correrán a cargo de la empresa pública Tragsa, para los que se ha realizado un estudio encargado al ingeniero Emilio Yanes.

Cabe recordar que a raíz de las importantes inundaciones de febrero de 2010, La Verbena sufre fracturas de grandes dimensiones, que afectan directamente a sus viales, plazas y diversos inmuebles de la zona edificada. Entonces, el vicepresidente primero del Gobierno y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, acudió hasta Arcos, a petición de la alcaldesa, Josefa Caro (PSOE), para cuantificar la gravedad del asunto y coordinar, junto con el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, que también se personó en la zona, el proceso de gestión para intervenir en la ladera.

La Subdelegación del Gobierno en Cádiz recuerda que del análisis y evaluación técnica que siguió a aquella visita, se determinó que la vertiente afectada sufría una recarga por tensiones y acumulaciones derivadas de las redes de saneamiento y de presión de los hidrantes. "Los estudios concluyeron que resultaba perentorio acometer trabajos de estabilización y drenaje de la ladera, así como reparar la red de suministro de agua potable y proceder al sellado de fugas y apuntalamiento de los edificios afectados por el deslizamiento", dice. La intervención en Arcos está considerada de "interés público y social".

Por su parte, la alcaldesa, Josefa Caro, manifestó ayer por la tarde su satisfacción por la aprobación de esta ayuda y recordó que es fruto de las gestiones que ha realizado durante los últimos meses. "Hemos estado siempre preocupados por el estado de la ladera y, principalmente, de las viviendas de la zona que se han visto o pueden verse afectadas por la inestabilidad del terreno". Caro se refirió a las gestiones que ha realizado con el Gobierno central y con la Junta de Andalucía, que ya concedió una subvención para la redacción del proyecto y los estudios previos sobre el terreno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios