El Gobierno 'tumba' otra vez la tricolor

  • El equipo municipal se ve obligado por orden judicial a retirar la bandera republicana, un año más

Comentarios 1

Tres días antes de que pasado mañana, 14 de abril, se cumplan 86 años de la proclamación de la Segunda República Española, el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Cádiz, encabezado por el alcalde, José María González (Por Cádiz Sí Se Puede), tuvo que volver a retirar ayer una bandera tricolor, esta vez, de la Plaza de la Constitución. Y se ha visto obligado a hacerlo en cumplimiento de la medida cautelar impuesta por un juzgado a instancia y denuncia de la Subdelegación del Gobierno de España en la provincia.

El año pasado, el mismo día de la conmemoración, un juez ordenó que se arriase la enseña republicana del balcón del Consistorio después de otra denuncia de la representación del Ejecutivo central. En esta ocasión, el pabellón fue colocado ante las Puertas de Tierra el pasado cuatro de abril en el contexto de las II Jornadas por la Memoria, que arrancaron con la exposición El ADN de la memoria.

El subdelegado dice que "igual deberían pedir perdón" por su "reincidencia"

"Nos instan a quitarla a pesar de que el proceso ordinario sigue abierto y no se ha fallado la causa principal", lamenta el equipo de Gobierno a través de un comunicado en el que acata la medida cautelar del Juzgado de lo Contencioso Administrativo Número 2. "Esta orden es una demostración empírica de que el Partido Popular, a través de su Subdelegación, utiliza todas las administraciones que tiene a mano para intentar reprimir el derecho a la memoria".

A esta última acusación, el subdelegado del Gobierno en Cádiz, Agustín Muñoz, ha respondido, también mediante una nota de prensa, que "es radicalmente falso", y ha pedido "a los rectores municipales gaditanos, respeto a las decisiones de los tribunales, porque nadie en España está por encima de la Justicia". Muñoz recuerda que el Ayuntamiento de Cádiz es "reincidente" en esta polémica, "por lo que el equipo de Gobierno, igual debería pedir perdón por estas acciones a los gaditanos".

Sin embargo, el Gobierno municipal dice en su comunicado que "no comparte, pero respeta" la decisión judicial, porque, como argumentó en sus alegaciones, "la colocación de esta bandera no incumple ningún artículo de la Constitución y su izada es totalmente legal". Además, precisa que la enseña tricolor "constituye un recuerdo de un determinado periodo histórico" y "el hecho de exhibirla no impone un determinado modelo político; es más, la actual legislación de memoria democrática insta y apoya su recuerdo".

La Subdelegación, por su parte, recuerda que es "reiterada la doctrina jurisprudencial que indica que la Administración Pública no puede utilizar más bandera que la contemplada en la Ley 39/1981 y el artículo 4 de la Constitución Española en todo acto oficial que lleve a cabo, entendiendo por acto oficial todo aquel que una Administración organiza y en cuyo nombre se lleva a cabo". Muñoz recalca que "las instituciones públicas y sus representantes somos los primeros que debemos respetar los principios de objetividad y neutralidad en sus actuaciones [...] y debemos cumplir y hacer cumplir la ley y no interpretarla según intereses del partido que ostente el gobierno".

Respecto a la ubicación, el Gobierno municipal explica que la Ley de banderas hace referencia "a edificios y establecimientos de la administración", pero "en una plaza como la de la Constitución [...] sólo cabe contemplarla como su exhibición en la vía pública".

Por último , recuerda que las jornadas y el izado de la bandera pretenden "seguir en la senda de la recuperación de la memoria histórica y la reparación de daños a las víctimas del franquismo, un camino en el que el PP no para de poner obstáculos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios