Hallan vivos a los dos tripulantes del barco desaparecido entre Cádiz y Canarias

  • Los dos tripulantes están a la espera de su traslado y permanecen en el buque mercante que los rescató.

Los dos tripulantes de la embarcación desaparecida a mediados de marzo en una travesía de Cádiz a Canarias han sido encontrados hoy con vida a 160 millas al sur de Tenerife, informó a Efe la Delegación del Gobierno en Canarias.

Ambos tripulantes se encuentran en buen estado, si bien llevan ocho días sin beber agua, según han manifestado ellos mismos a Salvamento Marítimo a través de la radio del mercante que los localizó, de nombre «Poutouremon». Los desaparecidos son el dueño del barco, J.Q.V., de 61 años y residente en el municipio de Arucas, y el capitán de navío C.H.M., que reside en Agaete.

El barco de recreo para pesca, el «Saulo», fue hallado por el buque mercante cuando que navegaba al sur de Punta de Rasca, en Tenerife, que alertó a Salvamento Marítimo, que gestiona el traslado de los dos tripulantes a la citada isla.

Los dos tripulantes están a la espera de su traslado y permanecen en el buque mercante, que los rescató, ya que se encuentran a una distancia a la que no puede llegar un helicóptero de Salvamento Marítimo para proceder a su inmediata evacuación. Por este motivo, Capitanía Marítima de Tenerife ha dado instrucciones al mercante para que se dirija hacia Tenerife, mientras se determina cómo se llevará a cabo finalmente la evacuación.

Los dos tripulantes podrían llegar mañana a Tenerife, en caso de que se proceda a su evacuación en helicóptero, de lo contrario, si viajan en el mercante hasta la isla, éste no llegará hasta el domingo o el lunes próximo.

La desaparición de los dos tripulantes, ambos de Gran Canaria, fue denunciada a la Policía Judicial de Las Palmas por el hijo del propietario del barco, después de que perdiera la comunicación a través del teléfono móvil el pasado día 13. El «Saulo» repostó combustible en el puerto de Barbate el pasado día 11 de marzo, según Salvamento Marítimo de Andalucía. Anteriormente, el día 3 de marzo, la Guardia Civil lo halló varado en la playa de Zahara de los Atunes, a tres millas del puerto gaditano de Barbate, y comprobó que carecía de requisitos y de autorización para efectuar la travesía al Archipiélago.

El propietario del barco y el capitán se encontraron en Barbate para efectuar la travesía, según constó en la denuncia, en la que también se señaló que en la última llamada a su móvil se escucharon palabras en árabe, por lo que la familia llegó a pensar que se trataba de un secuestro.

A partir de ese día no se tuvo ninguna noticia de la embarcación, que fue adquirida por J.Q.V. en Alicante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios