Homenaje, cata y almuerzo del Ateneo para poner el broche de oro en El Puerto

  • En el día de ayer concluyeron las Jornadas del Vino Fino, dedicadas a la crianza biológica

Una imagen de la primera jornada de la cita organizada por el Ateneo, el viernes en El Cortijo. Una imagen de la primera jornada de la cita organizada por el Ateneo, el viernes en El Cortijo.

Una imagen de la primera jornada de la cita organizada por el Ateneo, el viernes en El Cortijo. / andrés mora

Las Jornadas del Vino Fino, organizadas por el Ateneo del Vino y que este año han alcanzado ya su vigésimo segunda edición, concluyeron en el día de ayer con un notable éxito de participación. Tras la primera sesión celebrada en la tarde del viernes, que contó con un homenaje al bodeguero Juan Carlos Gutiérrez Colosía y su nombramiento como socio honorario del Ateneo del Vino, los participantes pudieron asistir a una conferencia en torno a la crianza biológica y posteriormente a una mesa técnica sobre este mismo tema, en la que participaron representantes de distintas bodegas del Marco del Jerez.

El cierre de la sesión del pasado viernes se produjo con un showroom en el que participaron varias bodegas.

Ya en la jornada de ayer el acto central se celebraba a las doce del mediodía en la bodega del Grupo Caballero en el Castillo de San Marcos, donde se rindió un homenaje al fallecido enólogo Manuel Lozano Salado, miembro también del Ateneo del Vino.

Con posterioridad a este homenaje se celebró en el mismo lugar una cata a cargo de Sergio Martínez, enólogo de Bodegas Lustau.

Las Jornadas del Vino Fino tuvieron su broche de oro ayer a mediodía, con la celebración de una comida servida por el catering Primitivo, maridada con vinos de las Bodegas Lustau.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios