Interceptado con tabaco de contrabando por segunda vez en un mes

  • El denunciado fue pillado a la entrada de Arcos con 1.500 cajetillas en el coche

Con razón anda que trina el sector legal del tabaco con la última reforma que elevó la cuantía del género requisado para ser considerado delito de contrabando. Porque la realidad, una vez más, ha demostrado que los contrabandistas se las saben todas. Uno de ellos acaba de volver a ser pillado con 1.500 cajetillas de tabaco ilegal, valoradas en 6.000 euros, por segunda vez en menos de un mes. A mediados de octubre, se le intervino la misma cantidad de paquetes. Ahora, de nuevo simplemente ha podido ser denunciado, y no detenido, por los agentes que le cazaron cuando se disponía a entrar en Arcos con un nuevo cargamento de tabaco ilegal de contrabando. El servicio ha sido efectuado por los guardias civiles de la Unidad de Seguridad Ciudadana de la 3ª Compañía de Villamartín (USECIA). El único dato positivo de la historia es que, dada la cantidad que portaba y su reincidencia, al denunciado le será impuesta una multa cercana al límite superior con el que la Ley castiga estas conductas, 3.000 euros, además del pago del valor legal del género.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios