Irene García: "El trabajo de las almadrabas de la provincia de Cádiz no puede caer en saco roto"

La presidenta de Diputación, Irene García, comparte la "decepción" reflejada por el sector almadrabero de la provincia de Cádiz tras conocerse la cuota de captura aprobada en la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT). El incremento adoptado es sensiblemente inferior al que aguardaban las empresas que gestionan los calamentos en el litoral gaditano: en Barbate, Zahara de los Atunes, Conil y Tarifa. Las cuatro almadrabas capturaron en la última campaña 1.097 toneladas y, según los últimos datos transcendidos, podrán alcanzar 1.292 toneladas en la temporada de 2018. El sector esperaba superar las 1.500 toneladas a tenor de la recuperación de la especie, verificada mediante evaluación científica y en concordancia con los registros alcanzados antes de las restricciones.

Irene García manifiesta que "el trabajo de las almadrabas no puede caer en saco roto".

La presidenta de Diputación lamenta que no se valore "la magnífica labor de una pesca sostenible, caracterizada por su respeto y protección medioambiental". A tenor de las cuotas determinadas por la ICCAT "necesitamos volver a movilizarnos", de manera que los valores de las almadrabas se tengan en cuenta por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, así como por parte de las autoridades comunitarias.

"Necesitamos una mayor implicación y complicidad por parte de los organismos con capacidad de decisión". Irene García indicó que se contactará con los "eurodiputados en Bruselas para trasladar nuestra actual preocupación, reiterarles lo que significan las almadrabas y establecer alianzas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios