La Isla y Puerto Real no quieren que el Sitio Histórico se paralice

  • De Bernardo y Barroso reclaman a Fomento agilidad para poner en marcha la segunda fase de la intervención prevista en el Puente Zuazo, para que la obra no quede parada

Comentarios 1

Los alcaldes de La Isla y de Puerto Real, Manuel de Bernardo y José Antonio Barroso, no quieren que las obras para la rehabilitación del Sitio Histórico del Puente Zuazo se paren cuando concluya la primera fase -correspondiente al Real Carenero y a las baterías defensivas-, prácticamente lista y ya en la recta final de su ejecución, de la que se ha ocupado el Ministerio de Fomento.

Ambos regidores, que ayer rubricaron sendos convenios de colaboración relativos a la financiación conjunta de la redacción del proyecto(en su primera y segunda fase), reclamaron a Fomento la agilidad necesaria para que existiera una continuidad en la actuación. Es decir, que no haya un parón entre la terminación de la primera fase, prevista en próximas fechas, y el inicio de la segunda, que incluye la intervención planteada en el Puente Zuazo, una inversión que ronda los seis millones y medio de euros y que, a pesar de los compromisos adquiridos por el Ministerio, todavía no está del todo clara su ejecución para este año 2011. Ambos regidores, de hecho, manifestaron ayer, sobre el lugar en cuestión -donde aprovecharon para ver el estado del trabajo en las baterías defensivas y el Real Carenero- su temor ante la posibilidad de que la actuación pudiera verse afectada por los recortes presupuestarios motivados por la crisis económica.

"¿Cómo es posible que a estas alturas no sólo no esté terminada la primera fase sino que tampoco está garantizada la rehabilitación completa del Sitio Histórico?", se preguntaba Barroso.

La primera fase, de hecho, lleva aproximadamente un par de meses paralizada, a la espera de que Fomento resuelva la concesión de una partida complementaria al presupuesto que permita terminar los trabajos pendientes en la fachada del Real Carenero, además de otras labores para completar la actuación.

La segunda fase, que se ejecutará con cargo al 1% cultural de las administraciones, precisa todavía de la redacción del proyecto de ejecución, presupuestado en unos 80.000 euros. El convenio suscrito ayer entre los ayuntamientos de San Fernando y Puerto Real permitirá su inmediata licitación y adjudicación. "Gracias a este acuerdo vamos a poder cumplir con el compromiso de ambos municipios para poner a disposición de Fomento el proyecto en breve tiempo para que inicien ya los trámites correspondientes a la segunda fase de la rehabilitación del Sitio Histórico de forma que las obras se sucedan unas a otras", explicó De Bernardo.

El regidor de Puerto Real, por su parte, insistió en la importancia del escenario histórico y en la necesidad de contar con un firme compromiso para su rehabilitación y recuperación. "Hay que decirlo fuerte y claro: no se hubiese dado el hecho histórico de la Constitución de 1812 si este sistema defensivo (el Sitio Histórico que se reparte entre los términos municipales de La Isla y Puerto Real) hubiese caído ante los franceses, y eso no se está teniendo en cuenta", afirmó .

"Ambos ayuntamientos reivindicamos su recuperación, pero también lo que este espacio significó, la referencia que fue para todo el proceso histórico", dijo Barroso, que calificó de "inconcebible" que la conmemoración del Bicentenario se afrontara sin abordar en su conjunto la recuperación de todas las fortificaciones defensivas de la Bahía de Cádiz, que fueron claves en la Guerra de la Independencia. "No es de recibo que eso no se contemple en la conmemoración del Bicentenario y que, por ejemplo, el Trocadero, en lugar de recuperarse, sea una excrecencia del territorio", sentenció Barroso.

"Espereremos que la intervención que se ha puesto en marcha en el Sitio Histórico del Puente Zuazo sea la llama que encienda ese plan de rehabilitación de las fortificaciones de la Bahía", puntualizó por su parte el regidor isleño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios