Juan Carlos Campo ve los presupuestos para la provincia "absolutamente decepcionantes"

  • "Hay una reducción obscena de lo destinado a redistribuir la riqueza", dice el diputado del PSOE

Juan Carlos Campo. Juan Carlos Campo.

Juan Carlos Campo.

El diputado del PSOE por Cádiz Juan Carlos Campo dijo ayer los presupuestos para este año presentados por el Gobierno son "absolutamente decepcionantes y austeros". En contra lo planteado el día anterior por la diputada del PP Teófila Martínez, Campo afirmó que el proyecto de Presupuestos Generales del Estado reduce las partidas destinadas a políticas sociales.

"A los representantes del PP se les llena la boca con la enorme recuperación económica", dijo el diputado del PSOE, "manifestando diariamente que somos el tren que está tirando de la economía de Europa, y algo de verdad hay porque suben los ingresos del Estado. Sin embargo, hay una reducción obscena de 5.000 millones destinados a lo que verdaderamente supone redistribución de la riqueza, a todo aquello relacionado con la educación, la sanidad, la dependencia..., antídotos en suma contra la desigualdad y generadoras de mecanismos de igualdad social y de empleo".

Campo considera que el Gobierno ha elaborado unos presupuestos "para salir del paso" e "irreales". Están hechos "desde la inseguridad y con total falta de convencimiento, en ese modo tan apático de comportarse que tiene Rajoy", dijo. Son unos presupuestos "de renuncias", afirmó, y lo que "esta provincia necesita es todo lo contrario: necesita compromiso y concreciones".

Campo negó que los presupuestos respondan a una cuestión coyuntural, como sostiene el PP. "En los peores años de la crisis", explicó, "en los presupuestos de 2008, 2009, 2010 y 2011, el PSOE invirtió en esta provincia hasta 2.443 millones de euros, en cuatro años; mientras que el PP, en 2012, 2013, 2014, 2015, 2016 y 2017 ha destinado sólo 1.923, en seis años".

"Estamos ante unos presupuestos", añadió, "que consolidan los recortes y que en esta provincia renuncian al objetivo primordial que toda administración pública debería tener y que es combatir el desempleo. No hay un plan de empleo específico, sufrimos un parón en infraestructuras, no hay una apuesta clara por Navantia, que sólo recibe de Defensa 1,9 millones, el Reindus de nuevo aparece mermado y encima las ayudas quedan desiertas por las dificultades de acceso de las empresas, la Zona Franca sólo piensa en seguir siendo un agente inmobiliario y la ITI está desaparecida".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios