La Junta reclamará a Gibraltar daños y perjuicios por el 'New Flame'

  • Técnicos de limpieza ya han recogido 144 toneladas de residuos en las playas algecireñas de El Rinconcillo y Getares que se han trasladado para su inertización

El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía acordó ayer encargar informes a su Gabinete Jurídico para reclamar daños y perjuicios a las autoridades de Gibraltar por el vertido de residuos del buque panameño New Flame que ha alcanzado las costas de la Bahía de Algeciras. Según informó en rueda de prensa el consejero de la Presidencia, Gaspar Zarrías, las autoridades gibraltareñas son las "únicas responsables" de todo lo ocurrido en relación con el New Flame por actuar "como el perro del hortelano", ya que criticó que "ni lo arregla ni deja que los arreglemos" al encontrarse en aguas gestionadas desde el punto de vista administrativo por Gibraltar.

"Si dependiera de la Junta, el buque estaría ya fuera de la Bahía de Algeciras y a buen recaudo desde hace mucho tiempo", aseguró Gaspar Zarrías, que apeló a la responsabilidad de las autoridades de Gibraltar para que "permita la colaboración de Junta y Gobierno para sacar de ahí la nave y evitar cualquier tipo de problema en un futuro no muy lejano".

En este sentido, el titular andaluz de la Presidencia garantizó que la Junta está dispuesta a "usar toda la fuerza de la ley para exigir daños y perjuicios a Gibraltar" por el vertido de residuos del New Flame en aguas de la Bahía de Algeciras, así como a "dar nuestro apoyo en todos los aspectos para saber qué tipo de residuos y chatarra" se encuentra en el interior del buque y adoptar las "medidas necesarias para que abandone la Bahía de Algeciras hacia donde pueda ser estudiado".

"Las autoridades de Gibraltar no pueden seguir ni un día más como el perro del hortelano y deben actuar de inmediato, porque el barco sigue ahí y nosotros no tenemos capacidad de actuar pese a las intensas labores diplomáticas que se están realizando desde el Ministerio de Asuntos Exteriores", insistió Gaspar Zarrías, emplazó a las autoridades de la Roca a "asumir su responsabilidad y adoptar medidas para evitar cualquier tipo de vertido". En su opinión, la solución pasaría por "sacar el buque de la Bahía de Algeciras, llevarlo a un astillero y desguazarlo".

Del mismo, según Zarrías, se desprende que al día de hoy los equipos de limpieza han retirado 144 toneladas de residuos de las playas algecireñas de El Rinconcillo y Getares, si bien ni la Junta ni Fomento "tienen constancia" de que se haya desprendido del buque ningún tipo chatarra. Las 144 toneladas de residuos (una mezcla de hidrocarburo con arena, agua, piedra y otros materiales) han sido ya trasladadas a las instalaciones del complejo ambiental de Los Barrios para someterlas a un tratamiento de inertización.

"Hemos encargado a nuestro gabinete jurídico que prepare los informes correspondientes para reclamar al Gobierno de Gibraltar por daños y perjuicios", señaló el consejero, quien destacó que la Junta ha prestado al Gobierno de La Roca "todo" el apoyo para solucionar el problema.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios