La Junta mediará en el conflicto laboral de Comes

  • El consejero de Empleo pide "reflexión y voluntad" a las partes en un enfrentamiento "histórico y complicado"

El delegado provincial de de la Consejería de Empleo en Cádiz, Juan Bouza, convocó ayer a los trabajadores de Transportes Generales Comes y a representantes de la compañía a una reunión la próxima semana en el Servicio Extrajudicial de Conflictos Laborales de Andalucía (Sercla), tras recibir una petición formal de ambas partes para que la Junta de Andalucía medie en el conflicto laboral.

La iniciativa partió del comité de empresa durante el brevísimo encuentro que mantuvieron el miércoles en el Centro de Mediación, Arbitraje y Conciliación (CMAC) para hacer sus propuestas de servicios mínimos para las jornadas de huelga de los próximos días 1, 2, 3, 9 y 10 de febrero, coincidiendo con los dos fines de semana del Carnaval de Cádiz.

Los alrededor de 270 trabajadores de la empresa Comes mantienen desde el pasado mes de diciembre un calendario de movilizaciones en protesta por el bloqueo de las negociaciones del convenio colectivo que consistieron en paros de varias horas durante la mañana y la tarde.

La mayor parte de la plantilla secundó ayer dos interrupciones del servicio entre las 6.30 y las 9.30 horas y las 18 y las 21 horas. No hubo ningún incidente que reseñar, salvo la concentración pacífica de un grupo de trabajadores ante las cocheras, por la mañana, y de otro, ante la estación, por la tarde-noche. Este último, en algún momento cruzó una pancarta reivindicativa en la carretera.

Según fuentes de la Delegación Provincial de Empleo, la intención de la administración andaluza es "acercar posturas y evitar más perjuicios a los ciudadanos", aunque recalcaron que las posiciones están "tan alejadas" que no parece que el conflicto vaya a tener solución "fácil ni rápida".

Los sindicatos representados en el comité de empresa (CGT, CC OO y UGT), exigen acabar con las "jornadas intempestivas al volante" de más de 12 horas y recuperar "progresivamente" el poder adquisitivo perdido durante los últimos años con una subida salarial del Índice de Precios al Consumo (IPC) más dos puntos.

Por su parte, la compañía cifra en un 21 por ciento el coste salarial de las reivindicaciones de la plataforma presentada por el comité de empresa, "un porcentaje no sólo "inadmisible" sino "inasumible por ninguna empresa en su sano juicio", a la vez que niega rotundamente que se produzcan esas "intempestivas jornadas al volante". Julio Álvarez, gerente de la empresa, aseguró que tanto los autobuses como el servicio son "adecuados y seguros".

Por su parte, el consejero andaluz de Empleo, Antonio Fernández, dijo ayer en Cádiz que la negociación entre Comes y trabajadores "tiene una trayectoria histórica compleja y complicada" e insistió en la necesidad de que ambas partes "reflexionen". Fernández reiteró que la Junta sólo puede mediar en la situación "si hay voluntad por ambos lados de que mediemos" ya que, según dijo, "solo de esta forma el conflicto puede tener solución".

El comité de huelga valoró positivamente la intención de la Junta de mediar en el conflicto, aunque aseguró que "nadie de la Delegación Provincial de Empleo se ha puesto en contacto con los trabajadores" para "entender" la tensión entre plantilla y empresa, que "no revisa los salarios de dos años y mantiene una deuda muy importante con la plantilla". Además, insistió en que hay conceptos salariales que "no suben desde los años noventa, pérdida que se suma a subidas del sueldo base por debajo del IPC en los últimos quince años". En cualquier caso, el comité hizo hincapié en su "voluntad" de "retomar el diálogo", que calificó como requisito indispensable para desconvocar su calendario de movilizaciones.

La compañía también se ha mostrado partidaria de retomar el diálogo, pero sólo a partir de "unas bases reivindicativas razonables".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios