Provincia

"La Ley debe ser más restrictiva con el acceso de los menores a internet"

  • "Nos preocupa el aumento de los casos de malos tratos que los menores propinan a sus padres por limitarles el acceso a las nuevas tecnologías"

Pedro Gosálvez, fotografiado ayer en Puerto Real. Pedro Gosálvez, fotografiado ayer en Puerto Real.

Pedro Gosálvez, fotografiado ayer en Puerto Real. / jesús marín

Pedro Gosálvez Olmo, fiscal de Menores de la provincia de Cádiz, fue uno de los ponentes que participaron ayer en el III Congreso Juventud y Seguridad que bajo la organización de la Subdelegación del Gobierno se desarrollaron durante todo el día en el salón de actos de la Escuela Superior de Ingeniería de la Universidad de Cádiz. Tras su intervención, el fiscal contestó algunas preguntas que surgen cuando se pone en la palestra menores y delincuencia.

-¿Cómo ve la Fiscalía de Menores la realidad de la provincia de Cádiz tras las últimas detenciones de menores por tráfico de droga a pequeña escala?

-Son delitos que todos los años aparecen en la memoria de la Fiscalía. Puede ser anecdótico o puntual pero el tráfico de droga a pequeña escala siempre figura. Siempre hay menudeo, aunque creo recordar que se ha reducido un poco este año.

-¿Y es un tipo de delito frecuente entre los menores?

-Sí que lo es, tanto en el centro educativo como entre los propios menores, jóvenes que son sorprendidos por la Policía con unas cuantas bellotas de hachís, con cantidad de dinero, entregándole a otro...

-¿Y con esos menores qué se hace?

-Pues como ocurre con todos los menores, en nuestra jurisdicción se busca el interés primordial del joven. ¿Esto qué quiere decir? Pues que las penas que el Código Penal establece para el tráfico de drogas en adultos no son las que se imponen a los menores, sino que se busca la intervención más personal, para saber la situación familiar de cada menor, a efecto de imponerle la medida más adecuada a esa circunstancia. En definitriva se suele imponer a esos menores o bien un tratamiento de esa dependencia que pueda tener, un control de tóxicos, porque es frecuente esta medida en cualquier tipo de delito, y se suele imponer también libertad vigilada con la obligación de someterse a ese control, por ejemplo. También puede imponérsele algún trabajo en beneficio de la comunidad o puede acabarse por alguna medida extrajudicial. Pero, vamos, que cada año entre 30 y 40 casos podemos encontrarnos.

-¿Cuáles son las dinámicas que más le preocupan? Porque también en los últimos tiempos están teniendo que enfrentarse a adicciones de menores a las nuevas tecnologías.

-El tema de las nuevas tecnologías nos preocupa mucho, no sólo ya a la Fiscalía de Cádiz sino al resto de Fiscalías. Estamos apreciando un aumento de los delitos cometidos por menores por esta circunstancia. Delitos que pueden ser de maltrato familiar, fundamentalmente, de menores que, por su adicción al móvil, a las redes sociales, a las nuevas tecnologías, llegan incluso a atacar, a agredir a sus propios padres, que tratan de ponerle límite. Se han dado casos de menores que agreden a sus madres porque les habían castigado sin móvil. También hemos asistido en Granada a un menor que llegó a acuchillar a su madre porque lo había sacado de su habitación, donde llevaba mucho tiempo recluido con el ordenador, con las redes sociales. En fin. Creo que ese tipo de delitos, cometidos con ese motivo de fondo, están aumentando. Eso es algo que se nota. Es una adicción que está implantada, que está cada vez llegando con más fuerza y que habría que tratar antes de que llegue al ámbito penal desde la propia familia y los educadores, a nivel asistencial, psicológico, para evitar que lleguen a producirse este tipo de situaciones.

-¿Qué número de casos recibe la Fiscalía por estos delitos actualmente?

-No es que sean muy numerosos todavía, pero sí que son delitos que antes no existían y ahora se va viendo que se están produciendo. Entonces es un fenómeno nuevo y que va aumentando. Se sabe que esa adicción a las redes sociales es un gran mal para los menores que habría que atajar antes de llegar a la solución penal.

-¿Desde la Fiscalía de Menores se han planteado la posibilidad de plantear algún tipo de normativa que impida a los menores tener acceso de una manera tan descontrolada a todas las nuevas tecnologías?

-Yo pienso que internet debería ser un terreno restringido y en el que para poder acceder a determinados contenidos debería pedirse autorización, pero ocurre al revés, se puede entrar donde se quiera, salvo que haya un control parental. Entonces estamos ante un terreno infinito, donde existe de todo con un grandísimo perjuicio para los menores. Imaginemos que un menor sale a una plaza donde todo lo que hay son carteles con anuncios pornográficos. Seguro que nos escandalizábamos y nos preguntaríamos cómo se permite algo así. Pues eso es internet tecleando la palabra correspondiente. Sin duda que la Ley tiene que avanzar en el sentido de no permitir que eso se produzca. La Ley debería ser mucho más restrictiva en este sentido de lo que es ahora.

-¿Cómo es la situación en la provincia de Cádiz de la Fiscalía de Menores en cuanto a los conocidos como Menas, menores extranjeros no acompañados?

-El fenómeno de los Menas, sobre todo con el buen tiempo y tanta patera que llegó a las costas el pasado año, con muchos adultos pero también muchos menores, pues ha provocado que haya un cierto desbordamiento de los centros de acogida de menores. Ya hay centros de menores dedicados exclusivamente a la acogida de Menas, y en el resto siempre hay alguno. Supone sobre todo un problema para el sistema de protección, que tiene que dar respuesta a esa situación, barajar si tiene que decretar medidas de protección, el desamparo del menor, o la medida que corresponda en su caso. Desde mi punto de vista de reformas, al menos con los datos que nosotros manejamos, pienso que no supone un problema especial. Es decir, si hay tantos Menas pues hay un porcentaje de ellos que delinca, pero ni más ni menos que el porcentaje que puede haber cuando se hace una estadística de los niños o las niñas que cometen delitos. No es un problema especial ni hay mucha delincuencia porque haya Menas, aunque sí que hay delitos cometidos por estos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios