De María cree que todo el control debería estar en manos de Horeca

  • La patronal pone como ejemplo de la vigilancia en el sector la que se realiza en Suiza

Las primeras palabras de Antonio de María, presidente de Horeca, son de pesar por la muerte del joven y por el estado de los intoxicados. "Estamos destrozados", se lamenta a la vez que destaca las numerosas llamadas de solidaridad que han recibido de hosteleros de todo el país.

Después, De María destaca que, para ellos, lo lógico sería que todo el control sobre el funcionamiento de la hostelería, desde las licencias a la vigilancia sanitaria, debería de estar en manos de la propia patronal, poniendo como ejemplo lo que se hace en Suiza en este tema. En todo caso, reconoce que por parte de Sanidad existe un control exhaustivo que se incrementa en fechas como el verano, la Semana Santa o en Carnaval. Pendiente de que se aclare qué ha causado la intoxicación, llama la atención sobre el control de los hosteleros gaditanos.

"Todo el mundo es consciente de sus obligaciones en materia de atención, de limpieza y de tratamiento de los productos de alimentación y de la higiene de los trabajadores. Y también hoy todo el mundo cuenta con equipos de cocina modernos, por lo que habrá que ver dónde se ha producido el error, ya sea por el mal estado de los huevos utilizados por una mala manipulación de estos productos", destaca De María.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios