Algeciras

El regreso del 'no a la droga'

  • Grupos contra el narcotráfico y sindicatos policiales se concentran junto a miles de ciudadanos en la Plaza Alta para resucitar el espíritu que en los 90 arrinconó a los traficantes en las calles

Comentarios 1

"Esto no vale para nada. Lo que hay que hacer es legalizarlo para quitarles el negocio". Con los pocos pelos en la lengua que le quedan a una persona cuando ya hace tiempo que ha pasado los 70, una algecireña se envalentonó ayer en la Plaza Alta de Algeciras para aportar su idea contra el narcotráfico. El alarde de sinceridad de la anciana no le sentó nada bien a otra mujer de su quinta que se encontraba a la vera: "¿Qué dices? ¿Cómo se va a legalizar? Eso es una chalaura. Lo que hay es que perseguirlos y meterlos en la cárcel. Pero vamos, que este problema no es de aquí, que yo conozco mi pueblo. ¿O es que no hay droga y follones en todas partes?".

La discusión entre las dos mujeres, minutos antes de que comenzara la concentración contra el narcotráfico en el Campo de Gibraltar, simboliza justo lo que los convocantes quieren evitar: desunión entre las personas honradas que quieren combatir esta lacra. La cita, convocada por la plataforma Por tu seguridad, por la de todos, sirvió para escenificar en la Plaza Alta de Algeciras la refundación de aquel movimiento ciudadano contra la droga que en los 90 consiguió arrinconar a los narcos, pero -ahora se ha visto- no acabar con ellos.

"No nos resignamos. Nos hemos relajado y se han hecho fuertes, pero son pocos y vamos a ganar", espetó Paco Mena, uno de los veteranos de esta lucha, un hombre que vivió aquellos años de la heroína y sigue hoy en día dando la cara en una batalla que no ha terminado. Como Paco Mena, aparecieron muchas caras conocidas del movimiento contra el narcotráfico: Miguel Alberto Díaz, José Chamizo y hasta Andrés Avelino, el eterno cura obrero de Pescadores. Junto a ellos estaban todos los alcaldes del Campo de Gibraltar, todos los partidos políticos, parlamentarios andaluces y nacionales, senadores y todos los sindicatos policiales, que culminaron la tarde con emotivo comunicado: "Mientras tengamos fuerzas y medios seguiremos. Iros tranquilos a descansar (...) el enemigo del pueblo es nuestro enemigo", expresaron a través de Miguel Alberto Díaz, un rato después de que un agente de la Policía se lastimara en una rodilla tras acudir a un tiroteo en La Piñera.

El acto, seguido por miles de personas, comenzó con otro momento emocionante. Los convocantes pidieron un minuto de silencio por el niño Manuel, fallecido el pasado lunes en la playa de Algeciras. La familia reiteró su petición de "respeto" por el luto "en una situación difícil" y a muchos se les resbaló una lágrima por el Pescaíto de Getares.

Mena estuvo no hace mucho en una reunión de la Mesa de Seguridad y afirma que vio más unidad de la que esperaba entre las administraciones y entre los partidos políticos. "En ese momento me di cuenta de que vamos a ganar, porque si no lo hacemos esto pasará a otros sitios como Huelva, Almería o Cádiz".

El eje del acto fue la intervención del hombre que creó el movimiento antidroga en los 90 y que ayer volvió a tomar la palabra. José Chamizo, el ex Defensor del Pueblo Andaluz, pidió consenso, un plan integral para un Campo de Gibraltar que necesita "coger fuerzas" tras el espanto y resaltó que la mayoría de los ciudadanos son honrados trabajadores que solo tolerarán "políticas partidistas" cuando se haya solucionado el problema. Con un "Drogas no, trabajo sí", dio por concluida la concentración.

El primer paso de esa unidad lo dieron por la mañana Juan Lozano, secretario general del PSOE de Algeciras, y el alcalde de la ciudad, José Ignacio Landaluce (PP) con discursos similares que abogan no sólo por combatir el narcotráfico, sino también la mala imagen de la comarca en España. "Me llaman diciendo que si estamos en estado de guerra. Fuera de la comarca es importante que se traslade que aquí se trabaja y se hace una vida normal al margen de los últimos incidentes", explicó Lozano, que abogó por resucitar la iniciativa puesta en marcha en 2008 en defensa de la imagen del Campo de Gibraltar, por la que se unieron todos los sectores de la sociedad. "Vamos a hacer hincapié en que se vuelva a poner en marcha. Pongamos cada uno un granito de arena para que vuelva a nacer y ponga en valor todo lo positivo que hay en la comarca", subrayó el socialista.

Landaluce clamó porque administraciones públicas, movimiento asociativo, cuerpos policiales y ciudadanía en general trabajen juntos para ganar la batalla al narcotráfico. "Queremos todos, absolutamente todos, seguir viviendo y disfrutando de una tierra regada con el sudor de la buena gente que la ha hecho suya, y no daremos ni un solo paso atrás para lograrlo". "Algeciras y el Campo de Gibraltar no son, ni han sido nunca, ni lo van a ser, zonas de guerra. Nuestras Fuerzas de Seguridad del Estado están dando ejemplo diario de su compromiso en la lucha contra el narcotráfico", manifestó.

El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, mostró su apoyo a la concentración desde El Rocío. "Se trata de una batalla que estamos dando hasta el final y que vamos a ganar entre todos". Sanz elogió al Ayuntamiento de Algeciras. "Nos sentimos muy unidos en la labor que se pide de seguridad, protección y tranquilidad en una ciudad que es segura, que merece todos los elogios", dijo. "En los últimos días se está viendo enmarcada dentro de una sucesión de acontecimientos por los que he de transmitir mi solidaridad, apoyo y compromiso", concluyó el delegado del Gobierno.

Esta localidad, según lamentó, "en los últimos días se está viendo enmarcada dentro de una sucesión de acontecimientos por los que he de transmitir mi solidaridad, apoyo y compromiso", que pasa por "seguir trabajando en la seguridad de los ciudadanos, por seguir reforzando efectivos y diseñando nuevas estrategias en la lucha contra el narcotráfico, una batalla que estamos dando hasta el final y que vamos a ganar entre todos", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios