fútbol Xerez DFC - La Palma CF: 2-0 / Xerez CD - Atlético Espeleño: 4-1

Muere atropellada una joven de 17 años al salir del instituto en Olvera

  • Rocío Vera aguardaba en un banco con su prima la llegada del autobús que la llevaría a su Pruna natal cuando fue arrollada por un vehículo · El conductor, un vecino de 68 años, perdió el control del coche

Comentarios 3

Acababa de salir de clase y como cada  día, aguardaba a que llegara el autobús para llevarla de vuelta a su localidad natal, el pueblo sevillano de Pruna, a poco menos de 8 kilómetros s de Olvera.

 Estaba sentada en un banco acompañada de su prima frente al instituto en el que cursaba segundo de Bachillerato, el IES Zaframagón, en la avenida Manuel de Falla, en Olvera. Y de pronto, ocurrió. Un vecino de la localidad de 68 años de edad que viajaba en su furgoneta  con su nieto de 8 años, al que acababa de recoger,  perdió el control  del vehículo.

 Su turismo subió a la acera y arrolló el banco en el que estaba la joven, Rocío Vera, de 17 años de edad. Su prima se salvó de milagro.  Vio al coche que se lanzaba hacia ellas y pudo en el último  momento apartarse de su letal trayectoria. Rocío se quedó paralizada. Y todavía  sobre el banco en el que aguardaba la llegada del autobús, se precipitó por unas escaleras cercanas,  cayéndole el coche encima.

Un vecino de la zona escuchó sus gritos de auxilio y se acercó rápidamente para tratar de ayudarla, cogiéndole la mano. La joven   moría instantes después, al fondo de las escaleras, bajo las ruedas del turismo.   Efectivos de Emergencias Sanitarias desplazados hasta el lugar trataron en vano de reanimarla. 

Poco después de las tres y media de la tarde su cadáver era levantado en medio de  enormes escenas de dolor de sus familiares, acompañados, por entre otros, el alcalde de la localidad, Fernando Fernández. El regidor olvereño a duras penas podía  contener la emoción tras la grave tragedia sufrida. 

Fernández,  que recordaba que también,  en la pasada Feria, la tragedia sacudió a Olvera al morir una joven tras caer de un caballo,   anunciaba que el Ayuntamiento  decretará tres días de  luto.

La Policía  Local de Olvera se hizo cargo del atestado del siniestro en una investigación tutelada  por el Juzgado de Arcos.  

Desde el Cuerpo se requirió la colaboración e efectivos de la Guardia Civil de Tráfico para que realizaran la prueba de alcoholemia al conductor, que  dio negativo, confirmaron a este diario fuentes del instituto armado.  

El  vecino, muy conocido por regentar hasta su reciente jubilación un bar (que ahora llevan sus hijos),  a duras penas  podía atender a las preguntas que le realizaron los policías. 

Mientras que diversas fuentes indicaron que él mismo comunicó  a los servicios de emergencia que perdió el control del turismo al darle un ataque  de asma, varios vecinos de Olvera señalaron a este diario que al parecer sufrió un desvanecimiento. El hecho de que algunas personas escucharan a su nieto  lanzarle gritos de "abuelo, abuelo" mientras se precipitaban con el vehículo  contra el banco en el que estaban Rocío y su prima avalarían  la posibilidad de que hubiera podido sufrir  un desmayo.

Ayer, a media tarde, la  directiva del IES Zaframagón  mantenía  una reunión  de emergencia para valorar la enorme tragedia sufrida. Desde el centro declinaron realizar ninguna manifestación,  al estar fuertemente impactados por lo ocurrido.

Rocío Vera formaba parte del grupo de  chavales de Pruna   que, merced a un concierto entre las Consejerías de Educación de Sevilla y Cádiz, cursan estudios en el instituto olvereño,  por tenerlo más cercano que cualquier otro centro sevillano. Por ello, a diario, se desplazan hasta  Olvera en un autobús. El que ayer aguardaba Rocío y que no pudo coger . 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios