transporte marítimo | avería en un barco de la línea con canarias

Pasajeros del 'Albayzin' se 'amotinan' contra Trasmediterránea

  • Por la mañana se negaron a desembarcar sus coches si no había garantías de traslado alternativo

  • Por la tarde padecieron colas interminables

  • La compañía transportará los autos en otro barco y pagará billetes de avión o embarques en Huelva a dueños de mascotas

Interminable parece la pesadilla que desde la tarde del martes pasado están viviendo los 227 pasajeros del ferry Albayzin, la mayoría atrapados aún en el puerto de Cádiz a causa de una avería y de la caótica gestión del incidente por parte de Trasmediterránea. Lejos de solucionarse el problema, ayer por la mañana, pese a que algunos ya viajaban hacia sus destinos, se enquistó todavía más. La mayor parte de los pasajeros propietarios de vehículos se 'amotinaron' de manera no violenta, pero contundente, contra la intención de Trasmediterránea de que los desembarcasen: no estaban dispuestos a hacerlo hasta que no tuvieran las garantías suficientes de su traslado alternativo. "No vamos a movernos de aquí hasta que no nos firmen un papel en el que nos aseguren un billete de avión y que los coches llegarán a nuestro destino", afirma Elena al pie del portalón de embarque de popa. Muy cerca, al menos seis agentes de la Guardia Civil vigilan que no se produzca ningún altercado -estuvo a punto de producirse unas horas antes- mientras que periodistas de varios medios toman testimonios e imágenes de un conflicto que a estas alturas parecía imposible en un puerto de la Unión Europea. Una de las pasajeras, acompañada de su mascota, aprovecha la ocasión para manifestar su máxima indignación. "Esto es una vergüenza, que se entere todo el mundo", gritaba. El resto es mejor verlo y escucharlo en el vídeo de la edición digital de este periódico.

Porque solo cada uno de los pasajeros sabe cuánto le está costando esta pesadilla. A alguno, perder un vuelo, un barco o una cita médica ya programada. A otro, la inquietud de la familia. Al de al lado, cientos de euros en hotel. Al de más allá, el aplazamiento de gestiones urgentes en una empresa y quizá algún contrato. Y a Vanessa, que viaja de Madrid a Lanzarote para ganarse la vida, ya le ha costado el trabajo.

"He perdido el trabajo; tenía que haberme incorporado hoy", lamenta una afectada

"No sabemos absolutamente nada, la gente que ha aceptado irse en avión está llegando al aeropuerto sin ningún tipo de billete -explica Vanessa- no nos dan ningún tipo de solución, solo quieren quitarnos de enmedio y que nos vayamos en avión pero sin ningún papel firmado por delante que diga que nuestro vehículo llegará tal día en la isla de cada uno... Yo tenía que haber empezado hoy a trabajar en hostelería y ya me he quedado sin trabajo. Mi jefe ya ni me coge el teléfono. Ya no me espera. Es muy triste, pero es lo que hay... Es vergonzoso que no hayan sido capaces de solucionar nada".

Las quejas, el enfado y el cabreo creciente de los pasajeros del 'Albayzin' puede resumirse en una batería de preguntas a que, según dicen, nadie les ha respondido todavía: ¿por qué no buscaron otro barco o empezaron a gestionar el traslado en avión desde el mismo lunes, si ya había llegado a Cádiz averiado? ¿por qué no hay un interlocutor que nos informe colectiva y puntualmente de las gestiones que están realizando? ¿por qué nunca nos garantizan una alternativa? ¿por qué nos están tratando así? Los pasajeros que fueron trasladados y llegaron de noche a un hotel de Chiclana se encontraron que la reserva no cubría la cena. "Y cuando vas a comer, si después de coger tu bebida, necesitas más agua, tienes que discutir para que te la den", cuenta Vanessa.

Otro de los interrogantes es por qué no reforzaron con suficiente personal las oficinas. Porque la pesadilla continuó por la tarde con una cola interminable que obligó a muchos a hacer guardia durante horas y a comer un bocadillo en pie para no perder turno. "Llevamos haciendo cola desde por la mañana y sigue sin aparecer un responsable de la compañía que nos dé información oficial de cómo van las gestiones. Todo son rumores y nervios", contaba a eso de las 19:00 otra pasajera.

De hecho, a las 19:30, salvo que les hubiese tocado su turno, pocos eran los que sabían exactamente qué soluciones estaba proponiendo la compañía a cada pasajero. Alguno se enteró por este medio. "No hay un interlocutor ni una comunicación clara al colectivo; nos están atendiendo de uno en uno después de una cola interminable; ni siquiera hemos podido ir a comer por no perder turno",dice Mercedes, una de las afectadas.

Sin embargo, la solución que está proponiendo Trasmediterránea es fácil de explicar: Los coches se transportarán hasta las islas en el barco José María Entrecanales, que atracó este mediodía donde estuvo el Albayzin, y en otros. Sus propietarios serán trasladados a Sevilla o a otras ciudades, donde pasarán la noche, y allí se les proporcionará un billete de avión rumbo a sus destinos. Y los pasajeros que tengan mascotas serán trasladados a Huelva, desde donde embarcarán para Canarias.

Trasmediterránea aseguraba ayer a través de un comunicado que algunos pasajeros con destino La Palma ya habían comenzado a salir por la mañana desde Jerez vía Madrid. Y que los demás lo irían haciendo a lo largo del día de hoy desde Sevilla y Jerez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios