Pierde el control de su coche y se empotra contra otro y varias motos

  • Dos turistas extranjeros estuvieron a punto de ser atropellados por el vehículo siniestrado

El conductor de un turismo perdió el control de su vehículo a mediodía de ayer en Cádiz tras efectuar varias maniobras para recuperarlo, relataron a este periódico fuentes de la Policía Local.El coche venía circulando por la la avenida del Puerto, en dirección a las Puertas de Tierra, y su conductor intentó entrar en el parking de Canalejas. Una vez allí, y según las mismas fuentes, aceleró en vez de frenar, por lo que pasó por encima de los parterres tumbando dos señales de tráfico desde su base como consecuencia de los impactos.

Debido a la velocidad que llevaba, el coche atravesó hasta la avenida 4 de Diciembre de 1977, paralela a por la que circulaba, donde chocó contra cinco motocicletas y un vehículo que estaban allí estacionados. Todo parece indicar que, por razones que se desconocen, pudo bloquearse pisado el pedal del acelerador. Afortunadamente no hubo que lamentar daños personales, aunque dos turistas extranjeros estuvieron a punto de ser atropellados, señalaron las mismas fuentes.

Por otra parte, miembros del Consorcio de Bomberos de la Provincia de Cádiz en el parque de la capital gaditana intervinieron ayer por la tarde en el traslado de un hombre que se encontraba realizando tareas de rehabilitación en un edificio de la calle Mirador 3, en Cádiz.

El suelo de la azotea en la que se encontraban trabajando cedió y dos trabajadores cayeron al piso inmediatamente inferior de la vivienda. Uno de ellos, sobre el que cayeron cascotes, sufrió heridas graves, mientras que el otro salió ileso.Los bomberos colaboraron con Servicios Sanitarios del 061, trasladando horizontalmente al herido, colocado en una camilla con ayuda de una grúa de la propia obra para evitar mayores traumas al herido. Fue trasladado al hospital Puerta del Mar.

A mediodía, los bomberos intervenían en el incendio de una vivienda en el décimo piso del número 15 de la avenida Segunda Aguada número 15. A las 12:32 horas se recibía el aviso en la Sala de Emergencias del 085. El fuego se originó en una habitación pequeña que utilizaban los residentes como salita de estar y que estaba situada en el fondo de la vivienda.

Cuando los bomberos llegaron al lugar de donde surgieron las llamas comprobaron que en el interior no había nadie. Sin embargo, en el momento del incendio sí que se encontraba allí una mujer que fue alertada por una vecina del humo que salía de la vivienda hacia un patio cerrado al que da la habitación que se encontraba en llamas. Gracias al aviso de la vecina, esta persona consiguió salir de la casa sin sufrir daños previamente a la llegada de los Bomberos Las llamas afectaron a toda la habitación, destruyendo todo su contenido. El resto de la vivienda quedó muy deteriorada y el humo afectó a las zonas comunes del edificio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios