Policías de paisano protegerán a los Reyes en la cabalgata de El Puerto

  • Para evitar el vandalismo, este año no se lanzarán balones desde las carrozas, por lo que los más pequeños podrán recogerlos de mano de los reyes el sábado por la mañana en el centro Alfonso X

La mayoría de los cambios que va a emprender el equipo de Gobierno en la cabalgata del próximo sábado están encaminados a ofrecer un espectáculo más seguro para los portuenses, y en especial para los más pequeños. Desde el Ayuntamiento se quiere atajar del todo los actos vandálicos que se han venido produciendo en los últimos años a lo largo del recorrido del cortejo real y para ello, entre otras cosas, dispondrá de policías de paisano que se entremezclarán entre el público. La intención es que éstos detecten la presencia de los habituales gamberros que lanzan caramelos a los Reyes Magos y a su séquito, para evitar así lo que sucedió el año pasado, cuando uno de los reyes resultó herido. Además, agentes uniformados de la Policía Local y de la Nacional controlarán en todo momento el discurrir de las carrozas y su séquito. El propio concejal de Policía Local, Carlos Montero, ha hecho un llamamiento para que reine el civismo y la fiesta recupere una imagen agradable para todos los niños, pidiendo a los portuenses que ayuden a denunciar la presencia de los vándalos. Igualmente, también en referencia a la seguridad, la cabalgata contará con un vehículo de Protección Civil en la cabeza del desfile, y otro en la cola.

Por otro lado, y una de las novedades más sonadas para esta edición será la ausencia de balones durante la cabalgata. Como ya fue anunciado por el concejal de Fiestas, Millán Alegre, hace un mes, desde las carrozas sólo se lanzarán caramelos y peluches. Con esta iniciativa se evitarán los abusos que mostraban muchos mayores a la hora de ir tras un balón, dejando a los niños sin su ilusión e incluso, en muchos casos, provocando situaciones peligrosas para ellos.

Por ello, los Reyes Magos estarán en el Centro Cultural Alfonso X El Sabio el mismo sábado por la mañana, de 10 a 14, para entregar en mano los balones a todos los niños que lo deseen.

Según informaba ayer Millán Alegre, los Reyes Magos que repartan los balones no serán los de este año sino quienes los encarnaron en la pasada edición: Miguel Mena, Luis Benvenuty y Milagros Muñoz. Una idea del alcalde, aceptada por estos para así facilitar el duro trabajo que tendrán los actuales en estos días.

En total se han lanzarán 15.000 caramelos, como en pasadas ediciones, 5.000 peluches y serpentinas y papelillos. Además, en el centro Alfonso X se repartirán unos 12.000 balones, aportados por diferentes empresas portuenses. Otros 8.000 se lanzarán desde el Castillo San Marcos una vez haya finalizado el desfile real.

El cortejo, formado por 10 carrozas, 50 pajes reales, 150 pajes en distintas carrozas y 23 caballistas, saldrá oficialmente a las 17 horas desde la plaza del Polvorista. Sin embargo, antes los Reyes Magos irán a caballo desde el Castillo San Marcos hasta las puertas del Ayuntamiento, donde les recibirá el alcalde. Aproximadamente, el desfile llegará a la plaza de España a las 18,45, donde se realizará la tradicional adoración del Niño Jesús, ante el belén instalado para la ocasión. El final de la cabalgata está previsto para las 20,30 en el Castillo San Marcos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios