Premio nacional a un agricultor de la Sierra por una aloe vera ecológica

  • Francisco Castilla comercializa desde su explotación de Arcos dos productos alimenticios y otros dos cosméticos

Francisco Castilla, a la derecha, junto a la ministra y los líderes nacionales y provinciales de Asaja. Francisco Castilla, a la derecha, junto a la ministra y los líderes nacionales y provinciales de Asaja.

Francisco Castilla, a la derecha, junto a la ministra y los líderes nacionales y provinciales de Asaja.

El el joven agricultor de Bornos, pero con explotación en Arcos, Francisco Castilla, se ha hecho con el tercer premio Nacional Joven Agricultor 2017 por un proyecto sobre el cultivo y venta de aloe vera ecológico. La ministra de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, fue la encargada de darle el premio en el marco de la Jornada Anual sobre Jóvenes, celebrada ayer Madrid y organizada por Asaja-Nacional.

Pedro Gallardo, presidente de Asaja-Cádiz, aorganización a la que pertenece Castilla, acompañó a este agricultor de 37 años a la entrega de premios en Madrid, ha destacado: "Francisco, con su proyecto, representa el espíritu innovador del campo de la provincia de Cádiz. Una provincia emprendedora y capaz de reinventarse"

Francisco Castilla ha convencido al jurado con su proyecto Aloe ecológico, una jugosa alternativa un proyecto que nace del campo con la explotación de aloe vera en ecológico y termina en la creación y venta de cuatro productos transformados; dos alimenticios (jugo de aloe natural y jugo de aloe endulzado con stevia) y dos cosméticos (gel puro de aloe y crema facial regenerante). Asimismo, vende productos directos de la planta como las hojas y los hijuelos.

La historia de Francisco Castilla es la historia de muchos jóvenes gaditanos que después de hacer sus estudios de Delineante y disfrutar de los años pujantes de la construcción, se encontraron abocados al paro y a reinventarse sin perder de vista a la familia que desde 50 años atrás se habían dedicado a los cultivos tradicionales. Castilla quiso darle un vuelco a la finca y arrancar desde cero con un cultivo innovador, el aloe vera, poco explorado en la península pero con grandes posibilidades de mercado y de adaptación a la tierra de Arcos, localidad gaditana donde se ubica su finca, Las Anderas.

Desde el campo hasta la comercialización (para lo que utiliza hasta Amazon), Castilla controla los pasos de su aloe vera para asegurar la trazabilidad y completar el círculo del producto asegurándose que el cliente recibe exactamente lo que él, con tanto mimo, ha cultivado en Cádiz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios