Prosigue el goteo de saharauis en las puertas de Extranjería

  • Ni el fin de semana ni los comunicados oficiales que desmienten la existencia de un proceso extraordinario frenan la presencia de personas solicitando papeles

"venían con una mentira y no van a aceptar ninguna verdad". Así explicaba ayer una fuente oficial el hecho de que decenas de saharauis permanecieran en la mañana de ayer apostados en la calle Acacias, en las puertas de la Oficina de Extranjería de Cádiz, para solicitar ante la Administración estatal que se regularice de manera definitiva su residencia en España. Lo hacen, según Subdelegación impulsados por un bulo telefónico, con el argumento de que un día fueron, ellos o sus padres, ciudadanos de una colonia española.

Algunas de estas personas han llegado a pasar el fin de semana en la calle, en las inmediaciones de Extranjería, para ser de los primeros en solicitar esta legalización en la mañana del lunes. Así, ni el fin de semana, ni las informaciones de los medios de comunicación ni, por supuesto, el comunicado oficial colocado el viernes en las paredes del edificio, en el que se desmentía la existencia de un proceso extraordinario de regulación, han evitado las colas de magrebíes. Ayer eran decenas.

La misma fuente oficial señalaba que la Administración está obligada a recoger cualquier solicitud que se le presente, pero también a comunicar la inadmisión a trámite de la solicitud. Esta avalancha de refugiados saharauis ha llegado a "bloquear" la Oficina de Extranjería. Sus funcionarios están desbordados y, como ya se anunció el viernes, este proceso está retrasando otros trámites y trabajos.

Cabe recordar que las colas ante la Oficina de Extranjería de Cádiz, un organismo dependiente de la Subdelegación del Gobierno, comenzaron el pasado jueves. Alrededor de un centenar de saharauis se concentraron en las puertas de la oficina para formalizar su solicitud. No fue raro ver a varias personas fotocopiando sus documentos personales en algunas papelerías de la zona o en la Cuesta de las Calesas. Desde la Subdelegación del Gobierno se ha llegado incluso a contactar con Cruz Roja para que se atendiera a este colectivo.

Los saharauis llegaron a Cádiz desde toda Andalucía, e incluso de las islas Canarias. En sus manos traían antiguos documentos, como cartillas de la Seguridad Social de la época en las que el Sáhara era una colonia española, en los que figuran sus nombres. O carnés con los que tratan de demostrar que sus padres tuvieron un día la nacionalidad española.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios