Pullmantur se reinventa en el astillero de Cádiz

  • El día 27 culmina la revitalización de su buque insignia 'Sovereign', con una inversión de 20 millones de dólares

El 'Vidanta Alegría' espera atracado en el cantil de Navantia, en Cádiz, a la espera de instrucciones concretas sobre el proceso de reconversión en crucero de lujo. El 'Vidanta Alegría' espera atracado en el cantil de Navantia, en Cádiz, a la espera de instrucciones concretas sobre el proceso de reconversión en crucero de lujo.

El 'Vidanta Alegría' espera atracado en el cantil de Navantia, en Cádiz, a la espera de instrucciones concretas sobre el proceso de reconversión en crucero de lujo. / lourdes de Vicente

El buen hacer de los astilleros gaditanos de Navantia sigue recogiendo sus frutos. La macroeconomía también se nutre de carambolas y la buena relación de la factoría gaditana con la Royal Caribbean ha traído hasta Cádiz, casi por casualidad, una operación que si sale, se convertiría en todo un 'pelotazo' para Navantia.

El grupo hotelero mexicano Vidanta, dueño de varios hoteles y campos de golf del alto standing ubicados en su mayoría en la Riviera Maya, ha elegido la factoría gaditana de reparaciones de Navantia para reconvertir una serie de barcos recién adquiridos en cruceros de máximo lujo.

De momento, el Vidanta Alegría servirá de prueba y desde hace más de dos semanas permanece amarrado en Navantia a la espera de que los máximos mandatarios de Vidanta pongan negro sobre blanco y, al fin, se pueda conocer en qué consiste este ambicioso y peculiar proyecto que podría dejar en Cádiz a razón de 40 millones de euros por cada buque que sufra esta reconversión en crucero de luxury. Fuentes del sector indicaban ayer que el plan de los mexicanos pasa por hacer lo mismo que hagan con el VidantaAlegría con otros tres o cuatro buques más, lo que significaría suculentos beneficios para las arcas de la factoría gaditana de reparaciones.

Al parecer, esta es la primera vez que el Grupo Vidanta invierte en Europa y el arranque de esta nueva aventura puede ser que tenga como epicentro durante muchos meses Cádiz, y más concretamente Navantia.

El VidantaAlegría llegó a la Bahía de Cádiz hace ya unas tres semanas y su estancia podría prolongarse durante más de seis meses, posiblemente hasta el mes de mayo.

En cuestión de días se celebrará una reunión en Cádiz entre la cúpula mexicana y los responsables de Navantia para concretar el faseado de esa transformación que hará que este grupo de barcos del Vidanta se conviertan en buques de máximo lujo y confort.

Operarios de Navantia indicaron ayer que la reforma será casi como construir un nuevo barco, puesto que los buques se quedarán casi como "cajas vacías" y, en su interior, se levantará un mundo de lujo al más puro estilo de los hoteles que este grupo mantiene y explota en tierras aztecas.

El VidantaAlegría es un crucero construido hace 27 años y que ya ha sido rebautizado en múltiples ocasiones (nació como CrownMonarch y pasó a llamarse AlexanderHumboldt y el último nombre con el que se conoció fue el Voyager).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios