Repatrían a un empleado de la Base por racista

  • Comandancia había observado acciones violentas y vejatorias

El Departamento de Defensa de Estados Unidos ha repatriado esta semana al jefe de mantenimiento de la empresa MWR en la base militar de utilización conjunta de Rota por supuestos actos racistas contra militares negros. Agentes de la Comandancia de la base habían observado actitudes violentas y vejatorias por parte de Paul Forrest -nombre del encargado del mantenimiento repatriado- hacia algunos agentes de piel negra cuando utilizaban las instalaciones de ocio en las que él trabajaba, según una información adelantada por la Cadena Ser y recogida por Efe.

Fuentes españolas en la base de Rota aseguraron a EFE que no tenían constancia de ese suceso.

Según la información de la emisora, la Comandancia ordenó una investigación para esclarecer los hechos y después de manejar diversa información, concluyeron que Forrest es un miembro activo de la secta racista estadounidense Ku Klux Klan, por lo que se ordenó su inmediata repatriación. De esta forma, y según la información de la cadena Ser, Forrest, que no tenía cargo militar, ha sido despedido de la base gaditana y en estos momentos ya está en EE UU.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios