Román pide amparo ante el Comité de Garantías de la ejecutiva federal del PSOE

  • El portavoz del Grupo Socialista en Diputación sigue sin convocar la reunión para abordar su relevo

El portavoz del Grupo Socialista en la Diputación de Cádiz, José María Román, ha solicitado amparo ante el Comité de Garantías de la ejecutiva federal del PSOE al entender que la secretaria provincial de esta formación política, Irene García, se había extralimitado en sus funciones al convocar por su cuenta una reunión del Grupo Socialista en la institución provincial para abordar el relevo en la portavocía.

Precisamente, Román está a la espera de recibir las resoluciones del Comité de Garantías a los tres recursos de amparo formalizados para posteriormente convocar la referida reunión en la que los doce diputados provinciales socialistas deben votar a favor o no de que sea Irene García la nueva portavoz del grupo, tal y como aprobó por amplísima mayoría la ejecutiva provincial del partido.

Una vez que hace varias semanas estallara la guerra entre la dirección del PSOE de Cádiz y el propio Román, la ejecutiva dictaminó el relevo del portavoz del Grupo Socialista en la Diputación en beneficio de la máxima responsable del partido en Cádiz. De inmediato, la propia Irene García convocó al Grupo Socialista para abordar esta sustitución, algo que no aceptó Román al entender que esa competencia le correspondía exclusivamente en su calidad de portavoz del grupo.

Mientras el Comité de Garantías no resuelve los recursos formalizados por Román, la referida reunión sigue sin celebrarse pese a que la ejecutiva provincial hace ya dos semanas que conminó al ex alcalde de Chiclana a que diera este paso. Ayer, precisamente, Irene García dio un plazo de cinco días a Román para que realice esa convocatoria.

La incógnita en torno a la persona que ocupará la portavocía sigue sin despejarse porque, por un lado, el sector crítico de los diputados socialistas afirma que Irene García sigue sin tener mayoría en el grupo, mientras que la ejecutiva provincial tiene el convencimiento de que todos o parte de estos seis diputados críticos terminarán acatando las órdenes de la dirección provincial del partido o, en su defecto, de la ejecutiva del PSOE andaluz.

Román es portavoz del PSOE en la Diputación desde mayo, cuando siete diputados -entre ellos Irene García y él mismo- rubricaron un documento por el que la primera relevaba a González Cabaña como portavoz. Al final, sin embargo, el elegido fue Román porque la portavocía requería una dedicación exclusiva que Irene García tenía, y aún conserva, como alcaldesa de Sanlúcar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios