Subdelegación considera "aceptable" la seguridad en Ubrique pero reclama más Policía Local

  • Francisco Calero explicó hoy que se ha dado un "toque de atención" al Ayuntamiento ubriqueño para que aporte más agentes municipales tras los incidente de los últimos fines de semana en la zona de movida

Comentarios 5

La Subdelegación del Gobierno de Cádiz tildó hoy de «aceptable» la seguridad en Ubrique en la reunión de la Junta Local de Seguridad convocada con carácter urgente tras los incidentes de los últimos fines de semana en la zona de la movida, donde se dio «un toque de atención» al Ayuntamiento para que aporte más agentes de Policía Local y para que se solucione el conflicto laboral que atraviesa este Cuerpo en el municipio.

El secretario general de la Subdelegación del Gobierno de Cádiz, Francisco Calero, explicó a Europa Press que en dicha reunión se analizó la situación de la seguridad en el municipio, al tiempo que se profundizó en la coordinación y cooperación de la Guardia Civil y la Policía Local, estableciendo los canales de contacto técnico de los responsables de ambas Fuerzas a la hora de establecer cualquier operativo.

Así, se puso de manifiesto que, en perjuicio de los casos concretos registrados últimamente en el entorno de la movida juvenil, la seguridad en el municipio es «aceptable, según las propias Fuerzas de Seguridad y la sensación que, al parecer, tienen los ciudadanos de Ubrique».

En cualquier caso, se recordó al alcalde, Francisco Javier Cabezas (PA), que de acuerdo a la Ley de la Comunidad Autónoma de Andalucía 7/2006, de 24 de octubre, es el Ayuntamiento quien tiene las potestades en materia de determinadas actividades de ocio en los espacios abiertos.

En este sentido, refirió que la Junta ya ha aprobado una subvención de 120.000 euros para el establecimiento de un «botellódromo», que se ubicará en las inmediaciones de la plaza de toros de la localidad, cerca de la actual zona de movida juvenil, y que el Ayuntamiento tendrá que acondicionar y adaptar a las exigencias de la citada Ley.

Por otro lado, Calero señaló que se dio «un toque de atención» al regidor ubriqueño, después de las informaciones recibidas a cerca de que, en los últimos fines de semana, la Policía Local estaba trabajando con «dos efectivos, uno atendiendo un teléfono y otro operativo en la calle».

Según les trasladó Cabezas, esto se debe a que existen «pocos efectivos» --unos 21--, aunque existe un proceso para incrementar la plantilla, aunque los nuevos agentes tardarán aún «unos meses en incorporarse». Además, existe un conflicto laboral en el que, como medida de presión, los policías se niegan a trabajar horas extra. En este sentido se instó al alcalde a «procurar solucionarlo por todos los medios».

Entre tanto, la Guardia Civil ha venido colaborando los fines de semana en el municipio ubriqueño, incorporando una unidad especial de intervención y refuerzos procedentes de otras localidades, como Villamartín.

Así, la Subdelegación manifestó su disposición a «seguir aportando los medios que sean precisos» dentro de sus disponibilidades, pero insistió en que la Policía Local debe «hacer un esfuerzo y aportar más medios», ya que es el Ayuntamiento quien tiene las competencias en materia de la movida, tanto en el acondicionamiento del espacio, como en la vigilancia, control y las propias facultades sancionadoras.

En cualquier caso, se informó al alcalde de la existencia de un mecanismo que practican diferentes ayuntamientos de la Sierra de Cádiz, que consiste en hacer convenios con ayuntamientos vecinos para que «se les cedan policías locales en situaciones puntuales de necesidad».

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios