La UE atribuye al Reino Unido el control de aguas al sur del Peñón

  • Londres incluye en el listado europeo para la protección ambiental 5.486 hectáreas de aguas cercanas a Gibraltar · Exteriores asegura que objetó contra esta acción para salvaguardar el Tratado de Utrecht

La Unión Europea (UE) atribuye al Reino Unido el control medioambiental de aguas al sur de Gibraltar. La Comisión Europea, en tres decisiones publicadas en el Diario Oficial de la UE, establece que compete al Gobierno británico la protección de 5.486,5 hectáreas cercanas al Peñón. La documentación se enmarca dentro de la Directiva 92/43/CEE del Consejo Europeo y recoge la lista de Lugares de Importancia Comunitaria (LIC) de la región biogeográfica mediterránea. En ella aparecen, desde el 19 de julio de 2006, dos LIC propuestos por el Reino Unido: Rock of Gibraltar y Southern Waters of Gibraltar. La inclusión de esta última zona contraviene lo estipulado en el artículo 10 del Tratado de Utrecht, que marca que Londres sólo tiene autoridad sobre las aguas interiores del puerto de la Roca. La maniobra del Reino Unido para conferir a Gibraltar aguas territoriales ha sido objetada por escrito por parte del Gobierno español, según aseguraron a este diario fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores.

La directiva del Consejo Europeo, de 21 de mayo de 1992, regula la conservación de los hábitats naturales y de la fauna y flora silvestre en el área del Mediterráneo. En ella se incluyen territorios de Grecia, Malta, Chipre, Francia, Italia, Portugal, España y, "de conformidad con el artículo 299, apartado 4 del Tratado, el territorio de Gibraltar, de cuyas relaciones exteriores es responsable el Reino Unido". El proceso se inicia en 1995 y el objetivo es el establecimiento concreto de la Red Natura 2000, "fundamental para la protección de la biodiversidad de la Comunidad".

La Comisión de las Comunidades Europeas aprueba el primer listado de los LIC en una decisión de julio de 2006. En ella aparecen como LIC británicos la Roca de Gibraltar -con 200,52 hectáreas y bajo las coordenadas geográficas N 36 8 y E 5 21- y aguas al sur de Gibraltar -con 5.486,5 hectáreas y con las coordenadas N 36 7 y E 5 22-. El documento está firmado por el miembro de la Comisión Stavros Dimas y en él, antes de enumerar la lista de los LIC de los diferentes países, se aclara: "Toda la información que se ofrece a continuación está basada en los datos propuestos, remitidos y validados por Chipre, España, Francia, Grecia, Italia, Malta, Portugal y el Reino Unido". El listado comunitario ha sido actualizado en dos ocasiones desde entonces -decisiones del 28 de marzo y 12 de diciembre de 2008- y en ambas siguen apareciendo los LIC referentes a Gibraltar precedidos por el código ISO del Reino Unido.

Londres ha usado esta herramienta comunitaria para contravenir el Tratado de Utrecht coincidiendo en el tiempo con el Foro de Diálogo sobre Gibraltar, que se constituyó para avanzar en la cooperación. Además, durante este tiempo, han tenido lugar accidentes marítimos en la zona en litigio que han tensado las relaciones al rechazar el Peñón la ayuda que le ofrecía el Ministerio de Fomento español para el rescate de buques como el New Flame o el Fedra. Además, Gibraltar ha intensificado la política de rellenos incontrolados urbanizando sobre aguas dentro de la Bahía. Lejos de respetar el espíritu de los LIC, estas políticas han causado daños en el entorno natural.

Fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores, a preguntas de este diario, aseguraron que el Gobierno español presentó una objeción por escrito al primer listado elaborado en 2006 antes de que éste fuera publicado en el Diario Oficial de la UE. Asimismo, añadieron que se introdujo una "cláusula de salvaguardia" para preservar el Tratado de Utrecht y por la que no se presupone el reconocimiento de estas aguas al Reino Unido. La oposición española la reflejó el Ministerio de Medio Ambiente a instancias de Exteriores, si bien no está recogida en el texto de ninguna de las tres decisiones de la Comisión.

Las mismas fuentes argumentaron que la atribución de los LIC es unilateral por parte de cada país y que la UE se limita a recogerlos para configurar la Red Natura. Respecto a la "validación" de la información sobre los LIC, Exteriores explicó que cada Estado da el visto bueno a los suyos y que, ante la inclusión de los de Gibraltar, presentó su objeción.

El Ejecutivo español entiende que, aunque en los documentos de la UE se atribuye a Londres el control medioambiental sobre aguas cercanas a Gibraltar, esto no significa que se le esté reconociendo la jurisdicción sobre las mismas. Sin embargo, el Ministerio de Asuntos Exteriores ha dado un paso más en su reacción y, en la última actualización de diciembre de 2008, ha creado un nuevo LIC que, según su versión, se superpone al del Reino Unido y ocupa una superficie que casi quintuplica al de Southern Waters of Gibraltar. Esta zona de especial protección ha sido incluida por la Junta de Andalucía a propuesta de Exteriores bajo la denominación Estrecho oriental. El LIC comprende 23.641,82 hectáreas y está localizado en las coordenadas geográficas N 36 7 y W 5 17.

Estas coordenadas señalan un punto en el mar frente a la cara este del Peñón y, según recoge el Ministerio de Medio Ambiente en un mapa sobre la Red Natura 2000, el LIC traza un área que abarca todas las aguas que rodean Gibraltar.

De esta forma, el Gobierno español sostiene que no sólo reafirma su soberanía sobre las aguas en litigio sino que contrarresta la maniobra del Reino Unido al lograr que en el mismo foro la UE le atribuya el control medioambiental sobre las aguas pero ampliando su superficie de acción.

Se da la circunstancia, además, de que las coordenadas de los LIC del Reino Unido son erróneas, al situar los puntos en la latitud este (E 5 22 y E 5 21), lo que los situaría sobre la costa de Argelia. Sin embargo, se trata sólo de una errata que se ha repetido en las tres listas publicadas, ya que cambiando la latitud este por oeste, los LIC corresponden a la definición del listado: la Roca y las aguas de la Bahía de Algeciras. El mismo Ministerio de Exteriores no da trascendencia alguna a este error, que considera subsanable jurídicamente. Por otra parte, las fuentes consultadas dijeron desconocer el método de cálculo de la superficie a partir de las coordenadas asignadas a Londres sobre las aguas, un punto que está fuera del puerto del Peñón.

El Gobierno español no reconoce aguas jurisdiccionales a Gibraltar. Sin embargo, ha afirmado que en la práctica existe permisividad sobre las aguas en litigio para evitar conflictos diplomáticos. Muestra de ello son los incidentes que se han producido en las aguas de la Bahía, que van desde los enfrentamientos entre los pescadores de la comarca y la Policía gibraltareña hasta los últimos siniestros marítimos.

En el accidente del New Flame, en agosto de 2007, buques de Salvamento Marítimo acudieron en ayuda del chatarrero cerca de Punta Europa y controlaron el rescate durante la primeras seis horas. El Gobierno gibraltareño expresó entonces sus quejas al defender que se estaba actuando en aguas bajo su influencia. El Ministerio de Fomento optó entonces por retirar sus efectivos y dejó las labores en manos de la Roca. El New Flame encalló y poco después de hundió. El Ejecutivo español ofreció reiteradamente su ayuda pero ésta fue rechazada. A día de hoy aún queda la mayor parte del buque por retirar del fondo de la Bahía de Algeciras. El último incidente se produjo en los preparativos del traslado de parte del Fedra a los astilleros de Cernaval en Campamento, que se abortó después de que la Roca incluyera en un documento que el buque partía de aguas gibraltareñas. Ahora, con el nuevo LIC, España tendría que actuar ante cualquier incidencia medioambiental cerca del Peñón.

23.641

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios