Un abrazo enorme

  • Una cadena de centenares de personas rodea el hospital Punta Europa en defensa de una Sanidad pública, digna y de calidad para el Campo de Gibraltar

Pasan 18 minutos del mediodía y empieza a caer una fina lluvia en la colina en la que, desde hace casi 40 años, se levanta el hospital Punta Europa de Algeciras. En la oscuridad de las ventanas se atisban pijamas azules atraídos por el suave murmullo que surje de la calle. De repente el silencio se rompe para dar paso a una ovación que se extiende por todos los rincones del centro hospitalario. El aplauso proviene de los cientos de personas que, desde hace unos minutos, se despliegan cogidos de las manos por todo el perímetro del edificio. Hay ciudadanos de todas las edades y profesionales sanitarios, todos ellos usuarios del hospital que tienen a la espalda casi desde que recuerdan. Baten palmas porque han conseguido lo que se habían propuesto: rodear el Punta Europa, confeccionar una cadena humana que abarcara todo el edificio para reclamar a la Junta de Andalucía que lo trate -que los trate- con más consideración.

El diccionario define el verbo abrazar como "estrechar entre los brazos en señal de cariño".Y eso fue lo que querían hacer y lo que hicieron estos ciudadanos a los que mueve la reclamación de una "Sanidad Pública digna y de calidad para todos". Éste es el mesaje que se leía en la pancarta principal desplegada frente al Punta Europa y desde la que se fue formando la cadena de personas, principalmente, de Algeciras, Los Barrios y Tarifa, que acabó rodeando el Punta Europa.

Son parte de aquellos que el pasado 15 de septiembre hicieron historia con la multitudinaria manifestación que recorrió Algeciras con el mismo mensaje. Entienden que, a raíz de aquello, se han producido algunos avances, pero en cualquier caso pequeños e insuficientes. Por eso, organizados por integrantes de la la Plataforma de Afectados en Defensa de la Sanidad Pública, ayer acudieron a abrazar el hospital, "mostrando una actitud colectiva y simbólica de protección, afecto y arropo ciudadano hacia los profesionales de nuestro hospital y hacia unos recursos sanitarios prioritarios para los campogibraltareños, que en este momento se encuentra en crisis y que son deficientes para cubrir las necesidades de la población actual".

El acto se hizo en silencio para respetar a los enfermos y estuvo, tal y como habían pedido los organizadores, totalmente despolitizado. Ni una insignia, ni un mensaje, ni un distintivo que se pudiera relacionar con algún partido o algún sindicato. Sólo ciudadanos que una vez, hace meses ya, se unieron a través del Facebook a raíz de la queja de una madre por la demora en obtener una cita de cardiología paera su hijo operado del corazón.

"Estamos aquí para reivindicar una Sanidad pública digna para todos. Después del histórico 15S se han ido haciendo pequeñas cositas, pero los ciudadanos estamos cansados y queremos hechos, no declaraciones. Queremos ver esas contrataciones últimas que se han anunciado", explicó Paqui Bautista, una de las integrantes de la plataforma, una madre que en los 80 dio a luz en el Punta Europa a su hijo Jaime. "Entonces funcionaba bien", explicó, "queremos que se adapte a los tiempos que estamos, que lleguen los especialistas que faltan, que se pongan en marcha las unidades que faltan, y sobre todo con el personal administrativo y de limpieza necesario. Los ciudadanos estamos cansados de esperar tantísimo tiempo para cualquier prueba diagnóstica".

"La gente está muy sensibilizada", apostilló Toñi Moreno, otra de las integrantes de la Plataforma. "Los usuarios estamos muy preocupados por el funcionamiento del hospital y vamos a seguir protestando mientras veamos motivos. Esos 42 facultativos que han anunciado tras hacer pública la concentración de hoy (por ayer) significa que quieren callarnos, pero no lo van a conseguir. Bueno sí, nos callarán cuando todo funcione al cien por cien".

De la Línea llegó Juan José Uceda, de la Plataforma Cívica en Defensa del Hospital linense, quien recordó la protesta del 15S. "Nos alegra esa enorme manifestación, que sorprendió a los políticos en primer lugar. Parece que están empezando a ponerse un poquito más serios, pero es muy importante que la gente salga a la calle y siga luchando por sus derechos. La comarca tiene que cambiar en el tema sanitario", subrayó.

Félix Montes agradeció a los participantes su granito de arena para el abrazo. "Hemos conseguido nuestro objetivo que era rodear el hospital. Tenemos unos ciudadanos fantásticos", declaró, mientras que Willy García ponía voz a los deseos de todos los concentrados en el hospital: "Necesitamos realidades y hechos, no promesas. Necesitamos una unidad de neurología para combatir el ictus, una unidad de hemodinámica, un materno infantil, que se entere bien Susana en Sevilla. Esto es un hospital de campaña, tercermundista. Que no privaticen más sanidad, que es lo que están haciendo. Que expliquen qué supone las subastas a la baja de los medicamentos, que no engañen. Los 42 médicos que dicen que vienen son un fracaso en sí. Que no aten las manos de aquellos que nos curan".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios