14 adolescentes atendidas en un programa para menores

Herrera y Moreno destacaron que durante 2015 se atendieron en la provincia 14 adolescentes dentro del Programa de Atención Psicológica a las Mujeres Menores de Edad Víctimas de Violencia de Género de Andalucía, del total de 129 atendidas en la comunidad.

Tal y como apuntó Moreno, la violencia de género en la adolescencia incorpora "riesgos añadidos al maltrato machista tradicional", derivados de una edad "especialmente vulnerable" y de las nuevas formas de comunicación en la juventud, las redes sociales, que multiplican los efectos del maltrato. Por ello, Herrera recalcó que las cifras "reflejan una realidad que ya se palpaba y ante la que el Gobierno andaluz reaccionó".

Según recordó la directora, el programa presta terapia psicológica gratuita y especializada a víctimas de entre 14 y 18 años, y proporciona información y orientación a las madres, padres o tutores de dichas mujeres para minimizar al máximo las consecuencias de la violencia y prevenir nuevas relaciones de pareja no igualitarias.

Para desarrollar el programa, los centros provinciales del IAM y el Teléfono de la Mujer (900 200 999) llevan los casos detectados en mujeres menores a un equipo especializado de psicólogas y psicólogos de la Asociación de Estudios Sociales por la Igualdad de la Mujer (Aesim), que además de atender a la víctima (previa autorización de sus tutores) y a su familia, deriva a la misma a la red de atención (sanitaria, social, jurídica, policial,...) que se requiera.

Una vez derivada al equipo de terapeutas, la víctima recibe una sesión inicial de presentación y una serie de sesiones de terapia individual donde se abordan todos los aspectos relacionados con la violencia de género y sus manifestaciones, desde las más tempranas hasta las más severas. Tras dichas consultas individuales, y en función del perfil de las menores atendidas, el programa desarrolla en cada provincia sesiones terapéuticas grupales donde se refuerzan los contenidos aprendidos y se genera una red de apoyo informal para las menores. De forma paralela, las madres y los padres asisten a grupos terapéuticos de progenitores, donde mejoran la comprensión del problema y comparten estrategias y buenas prácticas para apoyar a sus hijas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios