El plan de ajuste de Arcos puede afectar a un centenar de empleos

  • El gobierno local del PP-AIPRO lo aprueba con el rechazo del PSOE, que recuerda que cuenta con un informe desfavorable de la Intervención del Ayuntamiento

"Este gobierno va a tomar las soluciones para los problemas que otros crearon en este Ayuntamiento". Así resumió ayer el responsable del Área de Economía del Ayuntamiento de Arcos y teniente de alcalde, Sebastián Ruiz (PP), las medidas que el Gobierno local pondrá en marcha para cumplir con el plan de ajuste municipal aprobado el pasado viernes en el pleno para poder hacer frente al pago de unos 16 millones de euros, en el plazo de 10 años, que se debe a unos 400 proveedores del pueblo.

Este plan de ajuste diseñado por el gobierno local del Partido Popular y AI-Pro, necesario para poder sumarse al decreto del Ejecutivo de Mariano Rajoy para recibir un préstamo bancario para pagar a proveedores, podría afectar a más de un centenar de empleados del Ayuntamiento. Una cifra que podría aumentar, según el portavoz del Partido Socialista en Arcos, Isidoro Gambín, quien explicó su rechazo a este plan de ajuste que puede llevar a la calle a "entre 120 y 150 trabajadores municipales".

En este sentido, el concejal y senador popular Sebastián Ruiz, admitió que el recorte de la plantilla puede afectar a un centenar de puestos. "No hemos puesto aún cifras. Habrá que cuantificar y estudiar con los sindicatos una modificación de la plantilla, ver el personal laboral y las prejubilaciones que se pueden hacer. Tenemos como plazo hasta el mes de junio", añadió. De hecho, el Consistorio emplazará a los sindicatos para después de Semana Santa para abrir la negociación.

Cabe recordar que el Ayuntamiento de Arcos arrastra un déficit de unos 40 millones de euros. Ha asumido, en algún momento, hasta 700 nóminas. En la actualidad, la plantilla municipal puede rondar los 350 empleados, más eventuales y empresas adjuntas. Además destina mensualmente al pago de nóminas unos 700.000 euros, según especifica el PSOE.

El plan de ajuste "genérico y numérico, que el PP no ha concretado", según critica n los socialistas contempla una reducción en el capítulo de personal de unos 4 millones de euros entre este año y el ejercicio de 2013. De ahí, el recorte previsto a los empleos .

"No han tenido la valentía de explicar qué medidas van a tomar", enfatizó Gambín, que recordó que este plan cuenta con un informe negativo de la Intervención municipal "que lo ve inviable" y cuyo recorte "no afectará ni a los políticos ni al personal de confianza del gobierno local", apuntó. Para Gambín, este plan "será una ruina. Si el gobierno local se acoge a él no podrá pagar este crédito, al 5%, y hacer frente a los gastos corrientes". El PSOE considera aceptable que se diseñe un plan para pagar a proveedores con una reducción de los intereses y la ampliación de plazos para no tener que despedir a trabajadores. Por su parte, el responsable del Área de Economía de Arcos admite que la reducción de la plantilla es una decisión "dura porque afecta a familias y nos duele" y puede que sea impopular para la formación. "Por encima de todo está primero Arcos", recuerda Ruiz, quien criticó la aptitud del PSOE por no apoyar el plan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios