Análisis de la situación económica de la provincia Buscando salidas a la crisis

Ocho antorchas para poner luz en el túnel del desempleo de Cádiz

  • 'Diario de Cádiz' reúne en una misma mesa a PSOE, PP, la Junta, los agentes sociales y la UCA para buscar las recetas que permitan a la provincia superar la crisis y ser dueña de su propio destino

Comentarios 2

La realidad del presente de la provincia y las posibilidades de futuro que le aguardan, en un debate a ocho. Diario de Cádiz somete a examen a ocho invitados: Gabriel Almagro (G.A.), delegado del Gobierno andaluz en Cádiz; Francisco González Cabaña (F.G.C.); presidente de la Diputación y secretario general del PSOE de Cádiz; Teresa Ruiz Sillero (T.R.S.), parlamentaria del PP por Cádiz y secretaria provincial; Miguel González Saucedo (M.G.S.), presidente de la Confederación de Empresarios de Cádiz; Manuel Ruiz (M.R.), secretario general de CCOO-Cádiz; Salvador Mera (S.M.), secretario general de UGT-Cádiz; José Ruiz Navarro (J.R.N.), catedrático de Organización de Empresas y director de la Cátedra de Empresa de la Universidad de Cádiz (UCA); y Antonio Perales (A.P), director de Bahía Competitiva.

FGC: Hay suelo industrial disponible para el momento actual, pero hay que prever suelo para un momento de desarrollo más intenso y, ahí, el futuro está en Las Aletas.

MGS: Así es. Las Aletas hace falta en un futuro y, cuando salga, se quedará corto. Pero eso es el futuro. Lo que falta ahora es dinero en el mercado. Hay empresas que quieren comprar suelo, pero el banco no da dinero. Hay naves en venta, pero no se venden por falta de financiación. Ahora tenemos 180.000 parados, pero cuando superemos la crisis hará falta suelo. Que no pase como otras veces, que cuando pase el tren no tengamos suelo y se vayan.

MR: La falta de inversores viene dada por la escasez de crédito, pero también esta provincia ha sido parca históricamente en inversores. Las Aletas es una necesidad de futuro, estratégica para la Bahía. No estamos hablando de un clásico polígono de naves, sino un proyecto que tiene que concebir un parque tecnológico que dé valor añadido.

GA: Es el proyecto dinamizador de la Bahía, lo que no quiere decir que no haya que acometer otros instrumentos normativos que permitan la creación de suelo, en el caso de que hiciera falta, que ahora no hace falta, excepto en la Bahía.

JRN: El problema no está en Las Aletas ni en el suelo, sino que no tenemos un ecosistema emprendedor que relacione los recursos, en este caso Las Aletas, y los empresarios y la Universidad, que es la tercera pata de un modelo de triple hélice que debe mover la provincia.

SM: Lo que hace falta son empresarios para llenar Las Aletas y los demás polígonos. Esto va para largo. Crecen los índices de desempleo a cifras catastróficas. Pensemos en el momento en el que estamos.

AP: Hay una demanda de suelo sobre parcelas pequeñas y tenemos debilidad a la hora de responder a esa demanda. Sí hay empresarios, sí hay una cierta demanda de creación de empresas.

TRS: Falta suelo, faltan inversores y las infraestructura agregada a ese suelo. Hay que acometerlo todo a la vez y Las Aletas, con sus retrasos, es el fracaso absoluto de las políticas industriales de los socialistas.

FGC: Cuando dices que falta infraestructura, dime cuáles. No sé si el juez del Supremo era socialista. Porque trabajar se ha trabajado, pero de ahí vienen los retrasos.

TRS: La culpa no es de la Justicia sino de quien hace las cosas mal y la Justicia las tumba. Si se ha hecho mal, la culpa no es de la Justicia y hacer las cosas mal dificulta la llegada de inversores. Así de claro.

SM: Perdón, quiero dirigirme a la gente del PSOE y del PP. ¿Ustedes creen que los empresarios, UGT y CCOO tenemos muchas cosas en común? Pero llevamos hablando años con un consenso importante. Yo os pido un favor, que valoréis la posibilidad de construir algo, que busquéis puntos de coincidencia. Si el hartazgo de la sociedad, en general, es el debate político, aliviadnos. Es de tal magnitud el hartazgo que no sé si la gente os escucha. No paráis de pelearos. ¿No os aburrís?

AP: De lo que nos tenemos que preocupar es de buscar mercados. Esta provincia es de las mejor dotadas en infraestructuras. El problema no es ese, ni tampoco el del suelo industrial, sino la coyuntura en la que nos encontramos con el mundo financiero bloqueando la mayor parte de los proyectos.

MGS: Han cerrado 20.000 empresas en la provincia, así que faltan entre 35 y 40.000 empresas. Sí, hace falta suelo, empresarios, infraestructuras, tecnología, desarrollo tecnológico... y administraciones ágiles y modernas. Mirad los planes urbanos. Hay gente en la provincia que tiene papeles y no tiene dinero y otros que tienen dinero y no tienen papeles.

AP: ¿Qué provincia en Andalucía tiene mejor infraestructura que la provincia de Cádiz?

MGS: Se hicieron miles de kilómetros de autovía hace años en España, y en Cádiz se hicieron 14.

GA: Suelo hay y, de hecho, hay 265 naves vacías en los polígonos de la provincia. No hay una sola provincia en Andalucía que tenga todos los planes urbanos en marcha, y algunos van a salir en los próximos días, otros están en marcha... el de la Bahía está en reformulación al incorporarse Jerez.

JRN: Volviendo a Las Aletas, hay una previsión de crear 12.000 puestos de trabajo que parte de un supuesto superficial: como el PTA de Málaga con tantas hectáreas crea tantos empleos, Las Aletas con tantas otras hectáreas creará estos. Esos empleos no se miden por hectáreas, sino por iniciativas innovadoras. De lo que no nos damos cuenta en Cádiz es que con la innovación nos podemos ganar la vida, la innovación como recurso y como elemento básico para acabar con la lacra del paro. Ese, y no otro, es el reto. Y para eso necesitamos a la Universidad, que por ejemplo en Las Aletas sólo está como invitada.

MR: El valor añadido tecnológico debe ser determinante para avanzar. A Cádiz la crisis le aprieta más, y va a ser un esfuerzo tremendo salir porque tenemos un tejido empresarial muy endeblito. Esta provincia ha enterrado mucho dinero en ayudas a la creación de empleo pero con muy poco éxito. Que de manera urgente empiecen a fluir los recursos económicos a las empresas y que aparezcan inversores porque si no empezamos a poner piedras en determinados cimientos nuestro futuro es preocupante.

MGS: La crisis ha afectado al sector aeronáutico, han caído un montón de agencias de viajes y compañías aéreas, por lo que se reduce la carga de trabajo. Ahora han llegado grandes pedidos desde la India y China, pero cuando estos señores aprendan a hacer aviones, serán los que lo hagan más barato de lo que lo hacemos nosotros, como han hecho con el textil, la cerámica... la gran fábrica del mundo está allí.

FGC: Me niego a nacionalizarme chino. No podemos estar en el temor de que porque construyamos para esos países después nos lo van a quitar. Con Delphi nosotros fuimos chinos. La tecnología no era nuestra, éramos la mano de obra barata y cuando hubo mano de obra más barata se deslocalizó. En el sector de la aeronáutica no ha habido incremento de desempleo, todo lo contrario. El 70% de los 70.000 parados más nos lo ha aportado un solo sector, el de la construcción. No estemos en la autoflagelación y la desesperanza.

MR: En el sector aeronáutico la producción que nosotros podamos conservar dependerá de la carga de trabajo que surja en otras esquinas, en Sevilla, en Madrid. Esta provincia tiene un déficit ante Sevilla por la capacidad de investigación.

GA: El sector se está especializando en aspectos muy concretos de la aeronáutica y hay 169 pedidos de países europeos, no del tercer mundo. Los incentivos de la Junta van a apoyar el eje Sevilla-Cádiz.

JRN: Hace años teníamos una triple A: Aeronáutica, Astilleros, Automoción. Pero no hay sectores, hay empresas y hay empresas competitivas y no competitivas. Tenemos que aprovechar las oportunidades para crear empresas competitivas. La demanda del sector aeronáutico no son tanto los recursos duros, la producción, sino cómo facilitamos recursos más intangibles: cómo producimos.

SM: No podemos poner todos los huevos en el mismo cesto porque se caen y nos quedamos sin huevos. Habláis de aeronáutica, pero hay que desarrollar la alimentación, pesca y agricultura, y, admitiendo que la tecnología está en Sevilla, tenemos que tener mucho cuidado con el dumping local. Los municipios se quitan las cosas los unos a los otros y eso tiene unas consecuencias que acaban afectando a la convivencia normal de un país.

AP: A partir de este año, Cádiz se puede convertir en la primera provincia en el trabajo con la fibra de carbono, que es básica para la construcción de aviones. Sabemos que Brasil, China, India acabarán llevándose el grueso de la construcción de coches y aviones, por lo que deberemos ir preparándonos en contar con elementos propios dentro de ese proceso. Si hablamos de las pymes de la provincia, gastan mucho en producción, poco en desarrollo, poco en marketing y tenemos que darle la vuelta a eso.

TRS: Para todo ello hace falta poner las bases de una buena formación. No podemos esperar a que vengan esas empresas y luego se deslocalicen por no contar con una fuerza de trabajo especializada. La formación profesional y el apoyo de la Universidad es básica.

JRN: Es verdad que tenemos unos activos importantes en nuestro futuro industrial. Subyace en la reflexión uno de los grandes problemas de la población, esperar que las cosas vengan de fuera. Tenemos que estar autoconvencidos y tener confianza en nuestros propios recursos.

AP: La condición de esta economía global nos obliga a redimensionar los sectores estratégicos de la Bahía de Cádiz. Nos podemos olvidar del sector fotovoltaico, casi nos podemos olvidar del eólico y ahora tenemos que ver otros sectores o subsectores: calidad de vida, medio ambiente, etc. El problema es que lo tenemos que dimensionar nosotros y pensar que Cádiz tiene que marcarse los retos sin contar con nadie.

MGS: En 1930 había en Cádiz una fábrica de hidroaviones que era líder en el mercado europeo pero su tecnología se quedó anticuada y desapareció, igual que estuvo la Ford. En el mercado internacional, además, falta seguridad jurídica con China, que copian, no producen tecnología. Ellos tienen mano de obra barata y tecnología copiada, pero no pasa nada y compiten en los mercados internacionales.

MR: La espada de Damocles son las cifras de desempleo que agobian a la sociedad. Necesitamos medidas inmediatas para atemperar esa situación y eso nos obliga a ir a políticas de choque. Es verdad que la tecnología es uno de nuestros déficits, todo está condicionado por otros países. Pero, ¿qué papel está jugando la Universidad, y qué papel está jugando la empresa en la investigación?. Vamos a tener que reivindicar que el empresario dedique el 0,7 a la investigación. No se pueden pedir transferencias tecnológicas si no hay una aportación, no que todo salga del Estado. Si no entramos de lleno en la investigación, otras personas dentro de 20 años volverán a sentarse en esta mesa para hablar de los mismos déficits.

MGS: Hay tres grandes grupos de investigación: las universidades, los centros tecnológicos y las empresas. En esta provincia, Acerinox va por delante a nivel mundial, o el Centro de Investigación de Acuicultura del Toruño. En las empresas privadas también se investiga.

AP: En el sector acuícola estábamos a la cabeza y ahora nos han pasado por encima Galicia y Canarias.

SM: Y Turquía, y Brasil...

AP: Pero Miguel, salvo algunos casos excepcionales, las empresas tienen muy poca capacidad de investigar.

MGS: Si no hay dinero para producir, ¿cómo va a haber dinero para investigar?.

FGC: ¿Cuántas provincias hay en España con la capacidad tecnológica de aquí? Tenemos un patrimonio tecnológico, por ejemplo, en el Campo de Gibraltar. Es decir, algo falla además de eso. Sí que hay dinero para investigar, pero muchas empresas no estaban dispuestas a que buena parte de sus beneficios fueran a parar a investigación. Siempre hacemos un balance por debajo de la realidad en las capacidades de la provincia y eso psicológicamente genera un mal estado para afrontar proyectos.

TRS: No podemos competir con los precios de la mano de obra, pero sí en la formación y hay que cambiar de mentalidad. La mayoría de la provincia aspira a ser funcionario. El futuro está en la empresa, la investigación y la tecnología.

JRN: Las empresas no ven la innovación como un recurso que genere riqueza. Es verdad que la investigación, en su mayoría, la está haciendo la Universidad en los 133 grupos de investigación. Y la Universidad consigue recursos. Hemos conseguido 230 millones el año pasado para investigar y para contratos con las empresas y creo que se conoce poco. Hemos creado 14 empresas de base tecnológica.

MGS: Sí, todo está muy bien, pero cuando se dice I +D+ I, añádele la F de financiación y la B de billetes, a ver qué sumamos.

MR: En el turismo hay problemas estructurales que no hemos sabido afrontar. Sol, playa y poco más. Siempre hemos ido desde la rentabilidad inmediata y hay que aparecer con ofertas integrales que hagan posible que el sector turístico tenga una proyección más allá de los tres meses de verano.

GA: Esta provincia no es la que está escapando peor de la crisis del turismo, la verdad. En los últimos años estamos vendiendo una oferta más global, tenemos que vender patrimonio, gastronomía y turismo de interior. En sol y playa nos ganan por precios en el norte de África.

JRN: Habría que formar a los gestores culturales para integrarlos en la oferta turística. Hay que reforzar el sistema emprendedor metiendo la imagen de lo verde, hay que potenciarlo. Lo que ocurre en Los Toruños habría que extrapolarlo porque da una marca de calidad.

SM: Diversidad en la oferta y formación. Cuando vamos a Madrid vemos cómo nos revolean. Hay que tener otro encanto, con formación de los trabajadores de la hostelería. El invierno en la provincia es muy interesante y debería aprovecharse para evitar la estacionalidad.

AP: Es muy importante el papel de los ayuntamientos. Son ellos los que tienen los instrumentos, hay que identificar elementos de atracción y los de arranque. Los de arranque son que la gente quiere irse de vacaciones y descansar. Los otros son los que hay que diferenciar. Si somos capaces de conseguir esa atracción, mejorará.

TRS: En la provincia de Cádiz no hay ningún pueblo, desde Setenil a Jerez, que no te hable de turismo. Hablar de Cádiz es hablar de turismo. Hay mucho que hacer: en el turismo de puertos deportivos estamos a años de donde deberíamos estar. Desde las instituciones no se hace todo lo que se debiera para potenciar el turismo. Por ejemplo, el turismo que se está derivando por la crisis del Magreb no llega a nuestros hoteles, que están vacíos, sino hacia Canarias. Lo que hace falta es hablar mucho con el sector.

FGC: Lo que no se puede hablar es con cualquiera por la angustia personal de su empresa, sino con sus legítimos representantes. El sector está en el patronato provincial. Han bajado los vuelos al aeropuerto como en cualquier aeropuerto del mundo, y hoy tenemos un aeropuerto como nunca hemos tenido. ¿Cuándo han abierto los hoteles en febrero? Nunca... y ahora han abierto en febrero algunos.

MGS: Hay países a los que les ha tocado la ruleta geológica de los minerales y a nosotros nos ha tocado la climatológica, y no sé si lo hemos sabido aprovechar. El turismo vacacional es bueno, pero pensemos en el turismo residencial. Demos más valor añadido al turismo y recuperemos el que hemos perdido porque hay señores que tienen los mercados y se llevan el valor añadido.

TRS: Galicia, teniendo una climatología mucho peor, tiene más desarrollo que nosotros. El sector está viéndolas venir, que tiene los hoteles vacíos. Vamos a poner las bases ahora porque no resistiremos otro invierno tan malo como el que estamos pasando.

FGC: Hombre, que esto parece El resplandor con lo de los hoteles vacíos. Que no hay forma de encontrar sitio en un restaurante en La Barrosa un fin de semana. Estás instalada en el alarmismo y en la imagen negativa. Hoteles cerrados están los que siempre han cerrado en Chiclana porque hay una oferta muy superior a la que se puede dar en invierno por lo que ha crecido en verano. Menos apocalipsis, que al final se lleva por delante la moral ciudadana.

AP: El crecimiento en camas y en calidad es espectacular. El desequilibrio es consecuencia de una crisis de turismo en Europa.

JRN: En otros territorios segmentan los mercados turísticos y tenemos potencialidades por explotar, como es el caso del flamenco, que es una línea de futuro. Otra línea es el turismo industrial, donde tenemos una gran tradición con las bodegas de Jerez. Podríamos crear algunas rutas industriales nuevas.

GA: El segundo puente no va a tener ningún problema, como el sistema tranviario y la Alta Velocidad. Y no nos podemos olvidar de la conexión ferroviaria del Campo de Gibraltar, que es la salida de ese gran motor que supone el 8% del Producto Interior Bruto de Andalucía.

JRN: Toda la red de parques tecnológicos que se está acometiendo tiene que ir ligada al sistema de transportes. Más que macroinversiones, las microinversiones mejorarían la calidad de vida de los municipios uniendo redes comarcales.

SM: Es fundamental Antequera y que se enlace Sevilla con Cádiz por una vía más. Y aprovechar el trazado de la autovía a Algeciras para hacer la vía férrea.

AP: Cuando viene un inversor de fuera a invertir en España, esto del sol y la playa no lo pregunta porque ya lo sabe. Lo fundamental es el ocio, las infraestucturas, la educación. Ellos vienen con unos determinados servicios y quieren contar con los mismos aquí.

TRS: Hay que ser muy ambiciosos y yo tengo una lista: Nudo de Tres Caminos, la conexión Cádiz-Huelva, la Jerez-Antequera, el desdoble hasta Algeciras, la Ubrique-Costa del Sol, la Ronda sur de Jerez, Rota que se conecte con El Puerto y Jerez, el desarrollo de los puertos deportivos...

FGC: Además de ser ambicioso hay que ser realista y saber el momento que vivimos y la financiación pública y sus posibilidades. Se impone el realismo.

MGS: Las infraestructuras han mejorado en 20 años pero quedan cosas por hacer. La antigua N340 Cádiz-Algeciras es un proyecto de 1970, y el del ferrocaril a Algeciras es un proyecto de 1870.

MR: Yo soy de los optimistas y el catálogo de peticiones está ahí. La salida del puerto de Algeciras es clave, hay que resolver la carretera de Tres Caminos a Navantia y todas las demás que estáis mencionando. Y en la red eléctrica esta provincia tiene que seguir vertebrándose para que se culmine esa red porque hay zonas muy deficitarias.

MGS: Somos uno de los mayores productores de electricidad a nivel nacional y en el parque de Jerez hay empresas que han tenido que abrir seis meses después porque no les llega electricidad. En el polígono El Olivar de Barbate funcionando con autogenerador... Que todas las administraciones se pongan de acuerdo. Para infraestructuras náuticas sabemos que no hay dinero, pero si no llega lo público, hay privados dispuestos a desarrollarlo.

JRN: Insisto en que lo que faltan son microproyectos. Por ejemplo, internet de banda ancha de alta velocidad. Ese déficit puede estar estrangulando algunos proyectos viables. O el tema de las vías verdes de la provincia de Cádiz.

AP: Estamos trabajando en los puntos débiles de los nodos de comunicación en la Bahía. Estamos viendo los que hay en Europa y qué tipo de empresas se están dando en esos puntos, con esas referencias de éxito y que han dado contenido a esas comunicaciones.

FGC: Tenemos un sistema básico de infraestructuras bastante en condiciones aunque falten cosas como las que se han planteado. El desdoble de la N-IV no se acomete ni se va a acometer en el futuro siendo realista porque vamos a tener en pocos años la autopista liberada de peaje por la extinción de la concesión. No creo que se vaya a prorrogar el peaje, aunque eso es una cuestión de fe.

MGS: Tenemos que tirar juntos del mismo carro, da igual que el gato sea blanco o sea negro, pero que cace ratones. Y hay que arrempujar más que un novio en la casapuerta.

TRS: Dentro de la red de infraestructuras, la red de depuradoras hay que abordarla. Faltan infraestructuras por falta de inversiones de la Junta. De los presupuestos de la Junta para Cádiz sólo se ha ejecutado el 10%.

FGC: Por eso ha estado el Ayuntamiento de Cádiz largando aguas residuales a la Bahía. Se ha inaugurado una magnífica depuradora en Prado del Rey, pero durante ocho años de gobierno del PP la depuradora de Algeciras durmió el sueño de los justos y se está terminando ahora. Si nos ponemos con ejecuciones presupuestarias, sabemos que no se cumplen porque hay una consignación inicial y luego vas ejecutando por plazos. Ese es un debate para políticos, para echarnos cosas en cara y marear a la gente, pero lo que le llegaba a los ciudadanos era el olor a porquería de Algeciras y el agua vertida en Cádiz.

JRN: Una receta general: mejorar la capacidad empresarial y quizá la construcción, salvo excepciones notables, es la que tiene mayores carencias de capacidad empresarial. Mi reflexión es sobre cómo reforzar la capacidad empresarial de ese sector como salida y sería ligada a la rehabilitación de viviendas y todo lo patrimonial. Pero la calidad empresarial es el gran reto.

AP: Las empresas de Cádiz pueden ofrecer conocimiento y tecnología. Se habla de que se deriva hacia Marruecos gran parte de la actividad, pero las empresas allí no tienen lo que nosotros tenemos, que es eso. Infraestructuras se van a producir a medio y largo plazo y ahí tendremos algo que decir. La construcción ha generado mucho empleo y, además de ese empleo, no aporta innovación tecnología, es un empleo que desaparece cuando entra en una crisis como la que ha entrado. Seguramente, lo que hemos aprendido para cuando haya equilibrio es que necesitamos una vivienda más sostenible y un urbanismo más racional. De esta crisis podemos sacar muchas conclusiones.

SM: Es el sector culpable del desempleo porque antes fue el mentor del empleo.

TRS: No sólo es construcción de viviendas, sino de obra civil. Miremos más hacia ello con inversión pública y de financiación público-privada. Queda mucho por hacer en rehabilitación.

FGC: Era un sector desmesurado en su crecimiento, nunca volverá a ser lo que fue. Pero tanto en la obra pública como en la privada hay posibi lidades de que alcance un nivel superior al que tiene hoy. Pero eso será difícil hasta que no se acabe con los stocks y con todas esas viviendas que por la caída de las empresas promotoras han ido a manos de las entidades financieras.

MGS: Hacen falta en la provincia 70.000 viviendas de protección oficial, hay un mercado de reforma importante. En el sector del turismo se pueden construir proyectos hoteleros. Los retos son dos: financiación y los planes de ordenación urbana que, por mucho que diga la Junta, lo cierto es que no los hay.

MR: La construcción tiene capacidad de reactivación pero nunca va a llegar a esos niveles de alegría que hemos conocido. Tiene capacidad de crecimiento y puede recuperar empleo y actividad con la VPO y la reabilitación y la recuperación patrimonial.

GA: La rehabilitación es el futuro porque no necesita más suelo en carga, ni más redes ni servicios. En 36 municipios la Junta ha invertido en rehabilitaciones del centro histórico. Ahí está el gran filón: recuperar la ciudad degradada. No hay necesidad de gastar en más servicios públicos que ahogan a los ayuntamientos... tiene que ser ahí.

TRS: ¿Quién crea empleo? Los empresarios. Seguridad jurídica y agilidad administrativa.

GA: Sí la hay.

FGC. No hay ninguna provincia en Andalucía con un grado de desarrollo de planes de ordenación del territorio, ninguna, como el que tiene Cádiz. No veo a los empresarios llorando por las esquinas porque no hay suelo para instalar sus empresas. Lo que hay es un proyecto ideológico ultraliberal vuestro (del PP) de que se construya donde le dé la gana a la gente y sin ningún tipo de lógica.

MGS: No se ve a los empresarios llorando por la calle, pero los hay llorando en las puertas de los ayuntamientos y de los bancos para conseguir un crédito o para conseguir que les paguen lo que les deben. No les verás en la calle, pero existen. Hay empresarios dispuestos a salir a la calle con las pancartas y no nos gusta, preferimos negociar en las mesas, pero cuidado, los empresarios estamos al límite. No podemos cargarnos sectores estratégicos por falta de financiación.

SM: Tiene que haber foros de debate. Hay un mal endémico: siempre chocamos con que sobre una cosa tienen que decidir varias administraciones. Hay que agilizar un acuerdo político y social con un compromiso de lealtad, de hacer bien las cosas para poder prosperar y para evitar el desempleo tan salvaje que tenemos.

AP: Cuando se elaboró el Plan de Bahía Competitiva se desarrolló en una situación totalmente distinta y se buscaba una solución para los trabajadores de Delphi y reactivar la realidad de la Bahía de Cádiz. Pero todo ha sido radicalmente distinto y las empresas que iban a venir tenían problemas. Nos encontramos con una provincia que tiene sectores maduros pero con necesidad de innovación permanente ante unos mercados importantes que se nos presentan como Latinoamérica y el norte de África. Intentar atraer clase creativa y empresas de sectores de futuro es la salida. Veamos qué está pasando en el mundo para atraer a la Bahía de Cádiz lo que verdaderamente se esté moviendo.

TRS: Para hablar del futuro hay que partir de la realidad que tenemos, con una tasa de paro de casi el 32% que nos lleva a que el problema principal de los gaditanos es ese y ahí tenemos que pensar en clave de futuro. Nos preocupa la sanidad, la educación y la justicia. Esos son los cuatro ejes que nos tienen que conducir y que están relacionados. Si se invierte en sanidad y educación, se está creando empleo. Y en educación, además, moldeamos el empleo de futuro. Si invertimos en justicia, estamos solucionando muchos problemas de los empresarios. Y no hay que dejar de lado las políticas sociales. Hay que hablar de buenas perspectivas de la provincia de Cádiz. Ofrecer esperanza. No más planes fantasmas ni programas que nunca llegan. No hay que hacer veinte planes. Hagamos solo uno, pero con consenso de todos, con planteamientos realistas: cuáles son las necesidades, con qué dinero se cuenta. Vamos a unirnos. Pensemos un proyecto: Cádiz, siglo XXI. Basta ya de macroproyectos que se incumplen.

FGC: Es fundamental mantener e incrementar los niveles de actividad industrial que están en la Bahía de Cádiz y Campo de Gibraltar, interaccionando transversalmente con otras zonas. Hay que fortalecer nuestro sector turístico con unos crecimientos importantes en la diversificación y con una presencia en la comercialización para mostrar la riqueza de la provincia, darlo a conocer, unido a la utilización de las nuevas tecnologías como hicimos en Fitur a través de las redes sociales. No hay expectativas sino realidades de recuperación de mercado. Los sectores primarios van a girar en torno a la nueva PAC que se consiga pactar con la Unión Europea. Los fondos llegarán porque la provincia reúne todos los requisitos de la sostenibilidad. La dehesa, por ejemplo, que se ha protegido bajo una ley, coincide con las directrices que quiere imponer Europa. No hay que abandonar ninguno de los sectores, por muy histórico que sea, ni desechar ninguna alternativas. Mirad el éxito del queso payoyo. Lo demás, ya sea infraestructura o lo que sea, vendrá por añadido.

MGS: No hemos hablado de comercio. El futuro del sector pasa por la profesionalización, especialización y formación en las nuevas tecnologías y los nuevos productos. La investigación es lo que nos falta en nuestro tejido productivo, pero para eso hay que cambiar la formación porque estamos los últimos de la cola. Coordinemos a la Universidad y a los empresarios porque, ahora, cada uno vamos por nuestro lado. Como ejemplo pongo la acuicultura en San Fernando y su colaboración con la Facultad de Ciencias del Mar en Cádiz. Todo iba sobre ruedas y, de repente, sale la Ley de Costas y todos los proyectos quedan paralizados. ¿ Qué ocurrió? Fuga de talentos. La acuicultura mundial se desarrolla con acuicultores que pasaron por Cádiz en los años 80. Además, la agricultura es un sector estratégico, pero tiene sus tropezones, es una carrera de obstáculos. En la agricultura importamos transgénicos, que aquí están prohibidos. Nos machacan con inspecciones, pero que las pongan en la frontera, que vienen a menor precio que aquí. Entra bovino de Argentina a mitad de precio y aquí los piensos suben para arriba, han cerrado un 50% de las explotaciones de esta provincia. En la pesca chocamos con las almadrabas. El sector agroalimentario necesita más ayuda que nunca. No ha pasado ni en la guerra civil que la cosecha no se recogiera y en Trebujena ha pasado con la uva porque los bancos no financiaban esas cosechas. Y quiero dejar claro, hay que prestigiar al empresario. En las universidades los españoles no quieren ser empresarios, quieren ser funcionarios. Lo digo, a modo de resumen, un SOS de los empresarios y de las empresas gaditanas. La falta de financiación es la principal causa de cierre. Se seguirá aumentando el desempleo mientras los bancos cierren el grifo a la empresa.

MR: Busquemos elementos que conjuguen las necesidades de cada una de las partes y prioricemos. Por ahí es por donde tenemos que empezar. Soy un convencido de los sectores industriales y tenemos que ver a qué empresas de fuera le podemos hacer esto agradable. El sector agroalimentario está por redescubrir. No es un problema de formación, sino para qué formamos. Hay un divorcio entre el mundo empresarial y las universidades y hay que corregirlo para no depender de sectores coyunturales. Sería bueno desterrar tópicos. Hemos vivido de tópicos, de faltas de compromiso. En tiempos de bonanza hemos tenido empresarios, pero ha faltado solidez. Busquemos complicidades entre todos y desarrollemos todo lo que podemos ser. Nos costará más que otras provincias, pero saldremos de esta crisis y, esta vez, con la lección aprendida para cuando vengan otras crisis.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios