El izado de la bandera republicana en el Ayuntamiento de Cádiz fue ilegal

  • El equipo de gobierno dice que "acata la sentencia pero no la comparte" y Antonio Sanz afirma que es una "buena noticia"

Imagen de la bandera republicana en la fachada del Ayuntamiento de Cádiz. Imagen de la bandera republicana en la fachada del Ayuntamiento de Cádiz.

Imagen de la bandera republicana en la fachada del Ayuntamiento de Cádiz. / fito carreto

"No fue conforme a derecho". Esa es la principal conclusión que se extrae de la sentencia que ha dictado el juzgado de lo contencioso-administrativo número 1 tras un recurso de la Subdelegación del Gobierno después de que el Ayuntamiento de Cádiz izara la bandera republicana en la fachada del consistorio gaditano el 14 de abril de 2016. Queda pendiente conocer la resolución sobre otro recurso, en esta ocasión cuando la bandera se izó en 2017 en la plaza de la Constitución, en los jardines que están delante de las Puertas de Tierra. En ambas ocasiones, tal y como argumentó el Ayuntamiento, se izaron con motivo de la celebración de unas jornadas por la Memoria Histórica que organizaba el propio ayuntamiento.

En la sentencia el juzgado dice que es necesario discernir "entre el deber de recordar y no olvidar las injusticias de un momento histórico concreto a los efectos de garantizar que tales hechos no se vuelvan a repetir" y para ello realizar todo tipo de actos de reconocimiento social y, por otro lado, "erigir una bandera -que no es constitucional- en la sede de la Corporación Local en la que se debe ondear únicamente la bandera española y la que resulte legal o estatutariamente permitida en dicho municipio o comunidad autónoma".

El juzgado lo que ha hecho es dar la razón a la Subdelegación del Gobierno y decir que la actuación del equipo de gobierno era conforme a derecho pero no condena al Ayuntamiento de Cádiz al pago de las costas.

El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, considera que la sentencia es "una buena noticia para todos" y añadió que desde el Estado se va a actuar siempre con firmeza en la defensa del ordenamiento constitucional y de la ley de banderas", que regula el uso de las banderas y enseñas, "a fin de que no se vulnere el principio de neutralidad y objetividad que debe regir la actividad de todas las administraciones públicas".

Sanz opina que lo que los ciudadanos piden a sus ayuntamientos es que hagan "una gestión seria y eficaz en beneficio de todos los vecinos, en lugar de intentar hacerse notar por actuaciones que, como ahora ha confirmado el juzgado, son ilegales y van dirigidas a un sector concreto y minoritario de la población".

Por su parte, el concejal de Memoria Democrática, Martín Vila, afirma que desde el equipo de gobierno "acatamos la sentencia aunque no compartimos su sentir". Vila entiende que "el hecho de exhibirla no imponía un determinado modelo político, como otros partidos se empeñaron en decir". El edil gaditano reiteró que desde el PP se hace "una instrumentalización de las administraciones en las que gobierna como de la política para intentar reprimir el derecho a la memoria".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios