Provincia

Un grupo científico y ecologista reclama mayor protección para aguas de Doñana

  • La fundación Oceana propone la reserva de la franja marina entre Mazagón y Rota, donde ha identificado corales y gorgonias · El grupo reitera su apoyo a las eólicas en Chipiona "si no hay impactos inasumibles"

La organización internacional para la conservación marina Oceana presentó ayer en Cádiz la propuesta para establecer un área de conservación en la costa oriental del Golfo de Cádiz que incluya dos espacios: una franja de hasta 13 kilómetros de anchura en aguas del Parque Nacional de Doñana, y otra zona en alta mar en la que se han identificado volcanes y montañas submarinas de arena de alto valor ambiental.

La zona marina reservada en Doñana abarca ahora el tramo comprendido entre Matalascañas y la desembocadura del Guadalquivir, con una anchura de dos kilómetros desde tierra firme. La fundación Oceana, liderada en Europa por el oceanógrafo y ex dirigente de Greenpeace Xavier Pastor, reclama ampliar la protección a una franja de entre 8 y 13 kilómetros de distancia desde la playa y triplicar su longitud, de forma que el nuevo espacio reservado abarque desde Mazagón (Huelva) hasta Rota.

La fundación analizó el Golfo en 2007 y ha vuelto a sumergir a su equipo en la zona los tres últimos días. Esta expedición ha identificado en el fondo arenoso próximo a Doñana un ecosistema "interesante" en el que destacan corales, ascidias o chorros marinos, gorgonias y una de las "últimas poblaciones" de peces guitarra localizada fuera de las aguas de Libia, según especificó ayer Ricardo Aguilar, director de investigación y proyectos de la organización en Europa.

Hace dos años la expedición 'Oceana Ranger' pudo "documentar y denunciar" frecuentes actividades de pesca ilegal en la zona, y que fue testigo de la "destrucción de concentraciones de gorgonias y otros organismos bentónicos [de los fondos marinos] por parte de arrastreros y dragas hidráulicas en lugares ya protegidos", tal y como recordaron ayer en Cádiz sus representantes. "Pedimos que cumpla la ley actual y que se acabe con la impunidad de quienes no respetan el mar. Desde ahí, debemos emprender un camino para incrementar la protección de los fondos marinos de Cádiz", subrayó Pastor.

La reserva marina propuesta por Oceana incluye otro espacio identificado en alta mar, a unas 60 millas al sur de Doñana, donde se levanta un conjunto de grandes chimeneas y montañas de fango. En torno a estos volcanes y también en su interior se ha desarrollado un ecosistema singular, en el que, como ejemplos, se encuentran mejillones que viven a gran profundidad y poliquetos (gusanos marinos) gigantes, según detalló Ricardo Aguilar.

La delimitación de este espacio de conservación en el Golfo de Cádiz es una propuesta inicial que debe desarrollarse en colaboración con administraciones y agentes sociales, universitarios y científicos. El director de Ocena en Europa explicó que el proyecto exigiría la elaboración de un plan de gestión, "una herramienta que determine qué se puede y qué no se puede hacer en este entorno", aunque avanzó que la pesca artesanal "no sufriría reestricciones". "No habrá dragas ni pesca de arrastre, por supuesto, pero los pescadores artesanales no se verán afectados. La medida protegerá sus caladeros, favorecerá la reproducción de especies y eliminará la competencia desastrosa de los arrastreros", dijo.

La organización reiteró su apoyo a la instalación de un parque eólico marino en aguas de Chipiona aunque con una condición clave: que los estudios ambientales que está desarrollando la Universidad no determinen "impactos graves e inasumibles en el entorno".

Tras su reconocimiento de los fondos frente a la Costa Noroeste, Oceana recomienda que los aerogeneradores se anclen fuera la franja costera de Doñana, más allá de la zona de exclusión de ocho kilómetros determinada por el Gobierno, y sin rebasar los límites del área de importancia para las aves delimitada por la Sociedad Española de Ornitología.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios