La ciudad afronta el final del año con más de 6.900 personas desempleadas

  • Los últimos datos de afiliaciones a la Seguridad Social recogen una cifra de 24.562 altas · Los yacimientos de empleo apuntan al sector aeronáutico y la reconversión de edificios bodegueros sin uso

A falta de conocer los datos correspondientes al mes de diciembre, que habitualmente suele ser un buen mes para el empleo, por aquello de los contratos de estas fechas en sectores como el comercio y la hostelería, lo cierto es que las cifras de desempleo con las que despedirá el año la ciudad no son demasiado halagüeñas, con cerca de 7.000 desempleados registrados en el mes de noviembre. El año comenzaba con un total de 6.424 desempleados, cifra que se ha mantenido relativamente estable a lo largo del año con excepción de determinados meses como julio (el mejor para el empleo con 5.964 desempleados) o el mal resultado de noviembre, con 6.909 desempleados, la cifra más alta del año. La distribución por sexos entre los demandantes de empleo tiende a estar bastante equilibrada, aunque siempre con mayor incidencia negativa entre las mujeres.

El número de afiliados a la Seguridad Social en la ciudad comenzaba en enero con 24.072 personas dadas de alta, cifra que como es habitual experimentó una importante subida en los meses de verano, alcanzando las 25.159 personas de alta en el mes de junio y 25.500 trabajadores en julio, comenzando de nuevo en agosto la bajada hasta las últimas cifras disponibles, las del mes de octubre, con 24.562 altas en la Seguridad Social.

En relación con el empleo local, es interesante dar a conocer los resultados de un estudio socioeconómico realizado por la Unidad Territorial de Empleo, Desarrollo Local y Tecnológico (UTDLT) de El Puerto sobre los nichos de mercado en la ciudad. La Unidad Territorial, dependiente de la Junta de Andalucía y trabajando en colaboración con el Ayuntamiento portuense, estima que hay cuatro grandes áreas de oportunidades laborales a corto y medio plazo en la ciudad. Por un lado se refieren a las nuevas áreas de empleo gracias a la implantación en el término municipal de nuevas empresas vinculadas al sector aeronáutico, empresas de las que en los últimos días se ha venido aportando información y que en muchos casos han escogido como sede el tecnoparque Bahía de Cádiz. Otro de los grandes yacimientos detectados por la UTEDLT es la posibilidad de reconvertir espacios bodegueros en desuso para albergar complejos de ocio o relacionados con el turismo (sobre este asunto hay ya algunos proyectos en cartera pero que se encuentran a expensas de la definitiva aprobación del Plan General de Ordenación Urban (PGOU), o en su defecto del Plan Especial de Protección del Casco Histórico (PEPCH), que se tramitará de forma independiente y que podría estar en vigor en un plazo inferior al del PGOU. En tercer lugar destacan desde la UTEDLT las posibilidades que ofrece la revitalización de la margen izquierda del río Guadalete, con la implantación prevista de nuevas empresas y una vez en marcha la nueva lonja pesquera. Finalmente, desde la Unidad Territorial de Empleo llaman la atención sobre las posibilidades de empleo que puede aportar el nuevo teatro de la ciudad, de modo que permita desarrollar actividades de carácter cultural de forma permanente. Las conclusiones del estudio de la UTEDLT, en resumen, pasan por aprovechar las posibilidades que ofrece una ciudad con uno de los crecimientos vegetativos más altos de la Bahía, con un fuerte incremento de la población extranjera y un mercado laboral marcado por las contrataciones en sectores como la restauración y la hostelería y un importante número de establecimientos mayoritariamente copados por el comercio y los servicios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios