Provincia

La compraventa de vivienda usada se desploma un 60% entre enero y junio

  • El primer semestre del año asiste al hundimiento del mercado inmobiliario en la provincia, con 5.285 operaciones, la mitad que en el mismo periodo de 2008

El mercado inmobiliario está gravemente enfermo. Eso es lo que se deduce de las cifras que ha arrojado el primer semestre del año, en el que la compraventa de viviendas en la provincia de Cádiz ha caído en picado y se ha situado justo a la mitad de los primeros seis meses de 2008. El batacazo ha sido aún más pronunciado en el mercado de segunda mano, que se ha hundido más de un 60%. Entre enero y junio de 2009 se han vendido a 5.285 viviendas (tanto nuevas como usadas) a lo largo y ancho de la geografía gaditana, casi un 50% menos que en ese mismo periodo del año anterior.

La crisis económica ha dejado poco margen de maniobra ante la cerrazón de los bancos a la hora conceder los préstamos hipotecarios que hace unos años ponían en bandeja. La paulatina bajada de los precios tampoco ha servido de mucho: ahora se vende la mitad de pisos que hace doce meses.

Los datos que el Instituto Nacional de Estadística (INE) publicó ayer sobre las operaciones de compraventa realizadas el pasado mes de junio permiten ver la evolución de los primeros seis meses del año en el que el mercado de segunda mano ha sufrido un hundimiento sin precedentes. Vender una vivienda usada se ha convertido en una odisea hasta el punto de que muchos titulares ni se plantean la posibilidad de sacar sus propiedades al mercado conscientes de las dificultades existentes para encontrar comprador.

De las 3.926 viviendas usadas vendidas entre enero y junio de 2008 se ha pasado a las 1.525 de los seis primeros meses de este año. Si se analiza sólo junio, la diferencia negativa es más escandalosa: durante el sexto mes de este año (241 ventas) se han cerrado un 85,7% menos de operaciones en el apartado de segunda mano que en junio de 2008 (1.679).

El desplome de la compraventa de viviendas nuevas en el primer semestre ha sido menor aunque no deja de ser llamativo: un 42,9% por debajo que en ese periodo del año anterior. En junio se han cerrado casi la mitad de contratos (525) que justo un año antes (910).

Las viviendas libres siguen acaparando las escasas operaciones de compraventa. En el primer semestre se han colocado 4.272 casas de este tipo, mientras que la cuarta parte, 1.013, han sido de protección oficial.

Sumadas todas las viviendas vendidas en junio del año en curso, el hundimiento respecto al sexto mes de 2008 es palpable: las operaciones han caído un 70% al estancarse en 766 frente a las 2.589 operaciones contabilizadas un año antes.

El frenazo del mercado inmobiliario no sólo es dolorosa para el sector. Unas de las que más sufren este parón son las administraciones locales, que sacan buena tajada de cada operación por el impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana cuya recaudación ha decrecido de manera paralela al descenso de la compraventa.

Más información en pág. 30

1.823

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios