Los tres detenidos en San Roque por el asesinato del dueño del bar son menores

  • Tienen entre 15 y 17 años de edad y residen en la misma barriada que la víctima

Los tres detenidos en San Roque por su supuesta relación con el asesinato del hostelero Tomás Márquez Moreno son menores de edad. La Guardia Civil confirmó ayer que todas las detenciones se han practicado en la barriada sanroqueña de Puente Mayorga a jóvenes menores de 18 años, a los que se acusa de acuchillar y atropellar al dueño del bar Las Palmeras cuando se encontraba cerrando su establecimiento, en la madrugada del pasado martes.

Tal y como adelantó ayer este diario, la detención de los menores se produjo durante la tarde del viernes, si bien ya estaban identificados por los agentes por la mañana. Posteriormente, fueron conducidos a las dependencias de la Comandancia de la Guardia Civil de Algeciras, sin que se tenga constancia de que hayan pasado ya a disposición judicial. Fuentes del Instituto Armado insisten en que la operación sigue abierta y emplazaron a la jornada de hoy o mañana para aportar más detalles sobre las pesquisas, si bien la puesta a disposición del juez de menores se realizará antes del lunes. Así mismo, la Guardia Civil podría estar tras la pista de una cuarta persona vinculada a los detenidos.

Una unidad de la Policía Judicial de la Guardia Civil estuvo realizando ayer varios registros en las viviendas de los menores detenidos que, según varios vecinos, tienen edades comprendidas entre los 15 y 17 años.

David Botella, portavoz de los vecinos de Puente Mayorga, aseguró a la agencia Efe que los menores son muy conocidos en la barriada y que uno de ellos es de Puente Mayorga. Los otros dos, según este testimonio, residían en la barriada desde hacía poco tiempo.

La presidenta de la asociación de vecinos de Puente Mayorga, Pilar Ventura, negó ante este diario que uno de los detenidos fuese natural de la barriada. Sí afirmó que son de otras zonas del municipio y localidades vecinas, pero habían fijado recientemente su residencia en la barriada sanroqueña. "Los vecinos de Puente Mayorga seguimos indignados por la muerte cruel e inútil de nuestro vecino, pero satisfechos porque ya se han producido detenciones. Esperamos que el máximo peso de la ley caiga sobre ellos", apuntó Ventura.

Desde el martes, Puente Mayorga vive conmocionada por la muerte violenta del hostelero, de 52 años. Tomás Márquez se disponía a cerrar su establecimiento cuando fue asaltado, acuchillado y atropellado por el vehículo en el que huyeron sus agresores tras robarle la recaudación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios