Provincia

Las diputaciones acusan al Estado de "desleal"

  • Huelva y Cádiz consideran que la propuesta del Gobierno es "sorprendente" mientras que el subdelegado gaditano apunta a la Junta

La presidenta de la Diputación de Cádiz, Irene García, y el presidente de la Diputación de Huelva, Ignacio Caraballo, calificaron como "sorprendente y desleal" la propuesta del Gobierno central para recuperar las playas utilizando el Placer de San Jacinto y la Flecha de El Rompido.

En una nota, los dos presidentes socialistas coincidieron en destacar que el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, "era consciente desde el primer momento de su incapacidad para responder al ejercicio de su exclusiva competencia, como es el mantenimiento de la franja litoral de ambas provincias".

Así, incidieron en que ambas diputaciones "no van a consentir que se pretenda sacrificar al sector pesquero para tapar su incapacidad de asumir sus competencias" para mantener en perfecto estado nuestras playas.

En este sentido, la presidenta de la Diputación de Cádiz, Irene García, criticó que el Gobierno ha planteado "una fórmula que es un ataque frontal a los intereses del sector pesquero de las provincias de Cádiz y Huelva, porque atenta contra pesquerías tan importantes como la chirla, el langostino y la acedía". Además, García consideró "absolutamente inexplicable" que el Gobierno plantee como única solución la extracción de arena desde una reserva de pesca de una "extraordinaria importancia".

Para la presidenta de la Diputación gaditana, "el recurso fácil de intentar culpabilizar a la Junta de un rechazo a su propuesta, que es además compartido por el propio Instituto Español de Oceanografía, no es sino un intento de tapar sus propias vergüenzas, saltándose todos los principios de lealtad, las más elementales reglas de la sensatez y tratando de enfrentar a los sectores pesquero y turístico".

García remarcó que "la respuesta negativa de la Junta no puede en ningún caso entenderse como un rechazo a que se propicie la regeneración de las playas, sino que se trata de una actuación responsable, basada en la legalidad y en la sensatez, para no perjudicar además a los pescadores y a la propia pervivencia de los recursos pesqueros".

Por su parte, el subdelegado del Gobierno en Cádiz, Agustín Muñoz, salió ayer al paso de estas declaraciones a través de una nota de prensa al exigir tanto a la Diputación Provincial gaditana como a la Junta de Andalucía que "nos aclaren de dónde quieren ellos que saquemos arena con la calidad y la cantidad suficientes para que Costas rehabilite nuestras playas cuanto antes". Por ello, y al igual que hizo Antonio Sanz el pasado miércoles, afirmó que si existe algún retraso "será responsabilidad exclusiva de la Junta".

Muñoz sostuvo que "la calidad de nuestras playas y nuestra oferta turística y hotelera necesitan de la mejor calidad de las arenas que empleemos , por lo que no pueden utilizarse arenas de diferente granulometría y de menor calidad y composición a la que se genera en nuestro litoral". Ante esto, el subdelegado del Gobierno criticó a la Junta por "no tener en cuenta que la playa es uno de los principales recursos económicos de nuestra provincia".

Con todo, el responsable del Estado en la provincia señaló que existen consignados 16 millones de euros para la extracción de arena, una actuación que no se ha realizado "debido a que las propuestas de la Junta no son las adecuadas ni en cantidad ni en la calidad de las arenas".

Asimismo, denunció sobre la presidenta de la Diputación de Cádiz, Irene García, que "crear ella un frente contra el Gobierno por este asunto dice bastante poco de su voluntad de colaboración institucional".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios