Nuevos ejercicios militares en el retín Su Alteza Real el Príncipe de Asturias asiste a las maniobras en Barbate

La fuerza anfibia asalta el Retín

  • La Armada mostró ayer al Príncipe Don Felipe todo lo que es capaz de hacer en una operación anfibia real. La playa del campo de adiestramiento barbateño fue de nuevo 'Retinia' para acabar con unos paramilitares

Comentarios 2

Su Alteza Real el Príncipe de Asturias, Don Felipe de Borbón, presenció ayer en Barbate todo lo que es capaz de hacer la Fuerza Anfibia de la Armada Española. La playa del campo de adiestramiento del Retín se convirtió de nuevo en Retinia para destruir el santuario de la guerrilla donde se ocultaban treinta paramilitares armados y rescatar a los rehenes.

Un total de 185 efectivos mostraron "en un cortísimo periodo de tiempo y en un espacio concentrado, una operación real que se realizaría de noche y en más tiempo pero que muestra todos los medios de los que dispone la fuerza anfibia de la Armada Española", según explicó el contralmirante Santiago Bolíbar Piñeiro, comandante del Grupo de Unidades de Proyección de la Flota y al mando de las maniobras.

La fuerza de desembarco de Infantería de Marina con helicópteros, aviones Harrier y F-18, embarcaciones supercat, explosivos y buceadores tomaron a la hora H la región de Retinia llenando de imágenes llamativas esta zona de la costa barbateña , ante la atenta mirada de su Alteza Real, que vistió el uniforme de Capitán de Corbeta y que presenció muy de cerca todos los pasos de la operación.

Tanto el contralmirante Santiago Bolíbar como el general de brigada Luis Martín de la Hoz, jefe de la Brigada de Infantería de Marina, explicaron al Príncipe la operación, que se desarrolló igual que se haría en un conflicto real. Primero la Unidad Especial de Buceadores de Combate (UEBC) demolió los obstáculos de la zona con explosiones para dar paso a la sección de Reconocimiento (SERECO), que con seis embarcaciones rápidas supercat aseguraron la zona. Luego, aviones Harrier con suvuelo siempre espectacular dieron el apoyo aéreo a la varada de seis vehículos de asalto anfibio (AAV's) que proporcionaron seguridad a las tropas de asalto. Así, poco a poco el equipo de asalto fue tomando las posiciones terroristas, finalizando el ejercicio con cuatro embarcaciones LCM1-E que transportaban a la fuerza de evacuación, con todoterrenos Hummer y vehículos Piranha III. En menos de cuarenta minutos, la playa se encontraba tomada por cientos de militares y decenas de vehículos que lograron rescatar con éxito a los rehenes.

Mientras, desde la playa se observaban las siluetas del buque de asalto anfibio Galicia, que hizo las funciones de buque de mando, el buque de desembarco Pizarro, el portaaviones Príncipe de Asturias o la fragata Santa María, así como varios buques con efectivos de las fuerzas armadas inglesas, francesas o brasileñas, que participarán conjuntamente en el ejercicio internacional Espabras 08.

Estos ejercicios hispanobrasileños se desarrollarán durante este mes y el próximo en aguas del Atlántico Sur con el objeto de proporcionar un adiestramiento avanzado en operaciones anfibias, así como en operaciones de seguridad marítima y en ellos participarán todos los medios desplegados en la mañana de ayer en Barbate.

El Príncipe Don Felipe, que visitó la provincia por última vez en otoño del pasado año cuando se embarcó en la fragata Álvaro de Bazán desde la Base Naval de Rota, se desplazó en helicóptero hasta el buque Galicia, donde fue informado de las maniobras Espabras. Su Alteza Real recibió los honores de la Guardia Militar, se fotografió con la dotación y la tropa de la Fuerza de Desembarco y visitó el dique del buque, donde terminó una nueva jornada de ejercicios de las Fuerzas Armadas en aguas de la provincia gaditana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios