Un hombre dispara con una escopeta en un bar de Facinas y hiere a la dueña

La Guardia Civil de Tarifa ha detenido a un vecino de Facinas tras amenazar a los clientes de un bar e incluso realizar un disparo con una escopeta en el establecimiento. Al detenido, J.R.J. de 47 años, se le acusa de los delitos de homicidio en grado de tentativa, amenazas, lesiones, resistencia y desobediencia a agentes de la autoridad.

Los hechos sucedieron en la madrugada del pasado domingo 23, víspera de Nochebuena, cuando en el bar La Cueva de Facinas, un grupo de amigos se encontraba disfrutando de una velada típica de estas fechas. El ahora detenido trató de acceder al bar y aunque los propietarios le indicaron que se trataba de una reunión privada, ante la insistencia del hombre, la dueña permitió finalmente su presencia. Sin embargo, tras la ingesta de varias copas, el sujeto comenzó a comportarse de manera grosera con los asistentes a la fiesta e incluso llegó a orinar en el local en lugar de utilizar el cuarto de baño. Los presentes, ante su estado, le convidaron a marcharse del bar, a lo que el sujeto accedió pero sin abandonar un tono amenazante.

A los pocos minutos, el individuo reapareció en el establecimiento portando una escopeta de caza con la que llegó a apuntar a algunos de los allí reunidos, quienes en principio dudaron de que el hombre hubiese cargado con cartuchos la escopeta de dos cañones que portaba.

Fue entonces cuando agentes de la Guardia Civil acudieron al bar y justo en ese momento los presentes y los propios agentes se abalanzaron sobre el individuo para tratar de desarmarlo. Durante un corto forcejeo -según ha podido saber este diario- se escapó un tiro que impactó en una viga de hierro. Algunos de los plomos disparados rebotaron y alcanzaron a varias de las personas que se encontraban en el local, entre ellas a la dueña. La versión facilitada por la Guardia Civil señala que el individuo llegó a efectuar varios disparos, uno de los cuales hirió a la propietaria. En cualquier caso, las heridas provocadas a la hostelera fueron de carácter leve y tratadas en el ambulatorio. El agresor llegó a herir a uno de los agentes en el forcejeo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios