Inseguridad en el Campo de Gibraltar

La hora de decir basta

  • Veinte colectivos antidroga y sindicatos policiales citan a los ciudadanos de la comarca a salir a la calle para mandar un mensaje de rechazo a los traficantes y de apoyo a las fuerzas de seguridad

Algunos de los convocantes de la concentración. Algunos de los convocantes de la concentración.

Algunos de los convocantes de la concentración. / jorge del águila

Veinte asociaciones contra la droga y sindicatos policiales que integran la plataforma Por tu seguridad, por la de todos llevarán a cabo hoy una concentración a las 19:30 en la Plaza Alta de Algeciras que pretende marcar un punto de inflexión en la lucha contra el narcotráfico. O, mejor dicho, en la visión que se tiene de él dentro y fuera del Campo de Gibraltar. Los agentes y activistas contra la droga se unen para intentar que la sociedad de la comarca exprese su más engérgico rechazo al tráfico de drogas y muestre su apoyo incondicional a las fuerzas de seguridad del Estado.

Dibujan un panorama muy grave que, entienden, hay que afrontar de una vez por todas sin intentan minimizarlo ni disimularlo con tibias acciones. Pretenden para ello que los ciudadanos lancen un grito unánime contra la delincuencia que recuerde a los criminales que en esta tierra no se les quiere. Que no representan a nadie y que la impunidad con la que a menudo se manejan algún día se acabará. Tan sencillo y tan complicado como eso.

El barreño José Chamizo, ex Defensor del Pueblo Andaluz y uno de los que originó el movimiento asociativo antidroga en los años 80, será el encargado de leer un manifiesto en el que se pedirá "unidad" a los partidos políticos, asociaciones y la ciudadanía en general "para que entre todos podamos vencer en la lucha contra el narcotráfico".

La convocatoria llega después de la muerte de un niño en la playa de Getares cuando el barco en el que iba con su padre fue embestido por una narcolancha el pasado lunes. Un día antes, un grupo de personas apalizaron a nueve guardias civiles en el Rinconcillo. Parece ser que ni uno ni otro incidente guardan una relación directa con el narcotráfico. Pero sí subyace en ambos casos una cultura del tráfico de drogas y el tabaco que ha hecho que la sociedad campogibraltareña despierte a un problema al que era casi ajeno y que se ha ido infiltrando en sus venas poco a poco desde hace cuarenta años.

Los convocantes de la concentración piden para empezar medidas policiales. O, mejor dicho, más agentes y más medios. No eventuales para calmar a la opinión pública ahora que la comarca está en todos los telediarios. Refuerzos que lleguen para quedarse y que permitan luchar contra el narcotráfico desde distintos frentes hasta conseguir que esta tierra aparezca por otros motivos en los informativos nacionales. También medidas sociales. Sostiene Francisco Mena, un veterano de la lucha contra la droga, que en el día a día en el Campo de Gibraltar, el ciudadano no percibe el narcotráfico como algo que le afecte directamente. Por aquí pasan los estupefacientes que se dirigen a Europa, pero la gente no va "con una pistola por la calle. Por eso hay que concienciar a los ciudadanos de la gravedad de lo que sucede aprovechando la indignación generada por los últimos acontecimientos". Por último, reclaman medidas legislativas. Hace 23 años que Gibraltar prohibió las narcolanchas, que tienen una finalidad muy clara, y hasta ahora España no está en camino de hacerlo. Creen que este tipo de embarcaciones deben ser "incautadas y destruidas" a menos que puedan tener alguna utilidad legal.

También reclaman que el Campo de Gibraltar sea considerada Zona de Especial Singularidad, un estatus parecido al que tiene el País Vasco. Esto permitiría a los funcionarios del Estado obtener una mayor remuneración económica por venir a trabajar aquí. "Han salido hace unas semanas seis plazas para Vigilancia Aduanera y nadie las ha querido", relató Mena. "El Servicio Andaluz de Salud busca veinte médicos y sólo puede ocupar seis y el Centro Provincial contra la drogodependencia lleva dos años sin una trabajadoras social. Económicamente tiene que compensar venir aquí", explicó. "Queremos que se completen los catálogos de los cuerpos policiales porque hay que llegar al dinero del narcotráfico y eso se hace investigando", subrayó Francisco Mena, que recordó que los Grupos de Respuesta Especial para el Crimen Organizado (Greco) no tienen ya sede en el Campo de Gibraltar y sí en la Costa del Sol, lo que no impide que operen más aquí que allí.

Los veinte colectivos entienden que urge un Juzgado del Narcotráfico que dé soporte "a la importante labor policial" que ya se realiza. "Los narcos contratan buenos abogados que buscan nulidades. Igual que se crearon los de violencia de género o de menores hace falta voluntad política para que se haga aquí, donde hace falta que se traten estos casos con especial atención".

Francisco mena comparecerá el 30 de mayo en la comisión de Interior del Congreso para "tratar de hacer llegar a los diputados que la situación aquí es intolerable".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios