Los hoteleros prevén un año flojo

  • Empresarios de toda la provincia comparten inquietud por el frenazo del turismo español · Coinciden en que conseguir los resultados de 2007 sería "un éxito" y vaticinan caídas de entre un 5% y un 10%

Comentarios 5

Los hoteleros gaditanos ya han tanteado el mercado lo suficiente en este arranque de temporada como para refrendar que el año será difícil para el sector turístico, también. "Repetir los resultados de 2007 sería un éxito", suscriben hasta diez de los doce empresarios encuestados esta semana por Diario de Cádiz. Los más pesimistas, en un escenario de incertidumbre generalizada, auguran que conseguir las cifras registradas el año pasado será, por improbable, como "tirar un canto al aire y esperar que no caiga después".

La tempranera Semana Santa y el Mundial de Motociclismo no han llenado por primera vez en los últimos años los hoteles de El Puerto, Cádiz y Jerez, y tampoco han ofrecido altos registros de ocupación en los núcleos costeros de Chiclana, Conil y Rota. Ambos eventos han avanzado síntomas de debilidad del viajero español, primer cliente del sector en la provincia, y han restado puntos a los resultados del primer trimestre del año en comparación con el mismo periodo de 2007 según la mayor parte de los agentes consultados, que representan a una veintena de negocios de diversas categorías y segmentos de mercado en Chiclana, Conil, Jerez, Rota, Cádiz capital y la Sierra.

Las únicas estadísticas oficiales disponibles, las de la Junta de Andalucía, reflejan una disminución del 10% en las estancias vendidas por hoteles en enero -con respecto a enero de 2007-, y destacan que este parámetro se estabilizó en febrero, aunque las cifras todavía se refieren a dos meses que tendrán un peso mínimo en el cómputo de todo el ejercicio.

Las consecuencias de la crisis económica, la pérdida de poder adquisitivo del turista y la contención del gasto en vacaciones son cuestiones que avivan la inquietud de los hoteleros y que ya se están trasladando a la ocupación de sus negocios. Empresarios, directores de alojamientos y responsables comerciales encuestados mantienen posturas cautelosas ante la recesión económica y abogan porque la planta hotelera de la provincia mantenga el control sobre sus precios.

Las previsiones del sector en la Costa de la Luz, pese al ligero repunte de ventas adelantado por los touroperadores TUI y Thomas Cook en el mercado alemán, se sitúan en una caída de resultados de entre el 5% y el 10% con respecto a la última temporada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios